En 5 años se duplican feminicidios en la CDMX

En 5 años se duplican
feminicidios en la CDMX
*En los primeros seis meses del año, se registraron 26 investigaciones que pueden derivar a sentencia de tipo penal.
*De 12 sentencias condenatorias por este delito en 2012, el año pasado llegaron a ser 35.

De acuerdo con la Asociación Civil "Modernizando el Sistema Penitenciario", durante cinco años, la cifra de feminicidios registrados en la Ciudad de México se ha duplicado, periodo de tiempo coincide con la administración del jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera.
El Tribunal Superior de Justicia local, en el año 2012 dictó 17 sentencias condenatorias por feminicidio, un número que aumentó 100 por ciento al pasar a 35 condenas dictadas por este delito en el año 2016, señaló la directora de la ONG, Olivia Garza.
Asesinan cada 4 horas a una mujer. Cada cuatro horas una niña, joven o mujer adulta fue asesinada durante la última década en las 32 entidades federativas, según registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). La información del organismo indica que entre los años 2007 y 2016 fueron localizados los cadáveres o restos de 22 mil 482 mujeres, que fueron mutiladas, asfixiadas, ahogadas, ahorcadas, degolladas, quemadas, apuñaladas o baleadas.
La activista declaró que este número podría agravarse durante 2017, ya que investigaciones revelaron que en los primeros seis meses del año, se registraron 26 investigaciones que pueden derivar a sentencia de tipo penal.
"Las cifras de homicidios son alarmantes por sí solas, pero en este caso estamos hablando que en los últimos cinco años, en la Ciudad de México 125 personas fueron condenadas por asesinar a mujeres por condición de género. Me parece que es momento que las autoridades capitalinas se sienten a analizar este tema con mucha atención", pidió la representante de la organización.
El análisis que hizo la asociación civil se basó en sentencias condenatorias que efectuó el Poder Judicial de la Ciudad de México y que en todos los casos son casos ya finalizados, no investigaciones que aún podrían derivar en absoluciones o reclasificaciones de tipo penal.
"Queríamos datos concretos, datos que señalaran sin ningún error que se trata de feminicidios. Al momento, en este año hay por lo menos 26 investigaciones relacionadas con este tipo de crimen, pero aún faltan las sentencias y no las queremos considerar para que la información que proporcionamos sea de manera directa y podamos decir los feminicidios se duplicaron", señaló la activista.
Olivia Garza, quien también es exdiputada local, dijo que es urgente que las autoridades revisen la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la cual en su artículo 24 explica las condiciones en que debe activarse la Alerta de Género.
A decir de la exasambleista, este artículo es ambiguo pues no especifica con claridad las condiciones para activar la alerta.
Además, exigió a las autoridades capitalinas que implementen medidas emergentes para que las mujeres sean protegidas y se evite el incremento de feminicidios en la capital.
Dos años antes del caso de Dayana fue encontrada otra menor dentro de una maleta, estaba desnucada y tenía rasgos de violencia sexual
Aunque ya existe una orden de aprehensión contra el presunto feminicida y lo buscan en 190 países, aún continúa prófugo.
El pasado 1 de noviembre decenas de catrinas marcharon por calles del centro de la Ciudad de México para exigir un alto a los feminicidios en México.
“Cualquier tipo de violencia que termine en el grado más alto que es el feminicidio hoy queremos, pedimos y exigimos que pare”, explicó Patricia Barragán, una participante.
En la movilización que se realiza por segunda ocasión en estas fechas en la Ciudad de México, participaron mujeres de todas las edades, en respuesta a una convocatoria que en días pasados fue publicada en redes sociales. En el contexto del Día de los Muertos, las mujeres, en su mayoría maquilladas de catrinas y portando ropa de color negro y morado, marcharon gritando consignas y con pancartas como “No son suicidios, son feminicidios”, “Ni una más”, “Justicia”, “No más impunidad”, “De Juárez a Chiapas ni una asesinada más”, “Quiero ser libre, no valiente”, “Somos el grito de las que ya no tienen voz”.
Por segundo año consecutivo realizaron la Marcha de las Catrinas, encabezada está vez por familiares de víctimas de feminicidio. Sandra Rocío Soto, de Torreón, Coahuila, dijo que a su hermana Serymar la asesinó su prometido, “la atropelló intencionalmente” y a pesar de que hubo testigos, al principio el hecho fue calificado como un accidente. “Ahorita ya está vinculado en proceso de feminicidio”, declaró.
En un pronunciamiento, leído en el Hemiciclo a Juárez, donde colocaron una ofrenda pare rendir homenaje a las víctimas de feminicidio, exigieron que se declare una alerta de género nacional “que no pueda ser vetada por ningún representante estatal”, esto, dijeron, ante la ineficiencia que han demostrado los gobiernos estatales y federales frente a la violencia ejercida a las mujeres y niñas y el número de feminicidios que va en aumento.

Los encargados de investigar el feminicidio en
CdMx fallan, pero les dan mejores puestos: ONGs
Por otra parte este año, afirma el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) cerrará con más de 100 mujeres asesinadas en la Ciudad de México; pero muy pocos de esos casos serán vinculados a feminicidio debido a las graves omisiones de fiscales y jueces.
En este contexto, dice María de la Luz Estrada, coordinadora del Observatorio, los funcionarios y autoridades que no están haciendo su trabajo en el tema de la violencia en contra de la mujer son premiados en lugar de ser castigados.
Y ese fenómeno se replica también a los partidos políticos; el caso emblemático: Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, el “príncipe de la basura”, señalado en 2014 por el equipo de Aristegui Noticias de reclutar a mujeres jóvenes para ofrecer servicios sexuales al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
De la Torre no sólo fue exonerado por las autoridades locales de las acusaciones, sino que fue “revivido” políticamente hace unos días para formar parte del equipo de Eruviel Ávila Villegas, presidente en la Ciudad de México del tricolor, que operará para las elecciones de 2018.
Uno de los casos que llamaron la atención fue el de Lesvy Berlín Ribera Osorio.El 10 de julio de este año los abogados del caso, la joven estrangulada con un cable de un teléfono público en el campus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), exigían la destitución de Marco Enrique Reyes Peña, titular en ese entonces de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio, por omisiones graves en el proceso de investigación.
Pero en agosto, un mes y una semana después, Edmundo Garrido Osorio, Procurador General de Justicia de la Ciudad de México, lo subió de rango y lo nombró Subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales; un hecho que la familia de Lesvy consideró como una burla.
El nombramiento tuvo consecuencias. Araceli Osorio Martínez, madre de Lesvy, acusó al Gobierno de la Ciudad de México, que en contubernio con las autoridades de la UNAM se negaba a reconocer la muerte de su hija como un feminicidio. “Vamos a seguir trabajando porque se diga que se va dejando una ciudad pintada de rosa, se va con las manos manchadas de sangre”, advirtió ante decenas de personas en un conversatorio sobre el tema en las instalaciones de la UNAM.
No es el único caso en el que el Fiscal falló, dijo María de la Luz Estrada, coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF). Marco Enrique también falló en la investigación del multihomicidio de la colonia Narvarte, en donde fueron asesinadas Nadia Vera, Yesenia Quiroz, Alejandra Negrete, Mile Martín y el fotoperiodista Rubén Espinosa.
“Hemos denunciado las graves omisiones en las investigaciones de los feminicidios. Esto es grave, porque al final el resultado es que no tenemos a los agresores, no podemos vincularlos a proceso y están libres. Esto nos pasó con el Fiscal de Homicidios, que hizo un trabajo terrible y en lugar de sancionarlo, lo ascendieron”, dijo.
Una mala señal en una ciudad en la que se estaban asesinado 100 mujeres al año, pero que en los primeros siete meses de 2017 esa cifra ya se cubrió, por lo que cerrará con un incremento, explicó.
“Es muy mala señal la que estamos viendo; no hay consecuencia de sus actos, cometen graves violaciones a los derechos humanos y al final no les pasa nada”, indicó.
María de la Luz Estrada precisó que se ha normalizado ver que a los jueces, fiscales, ministerios públicos y diversas autoridades o funcionarios públicos involucrados en el tema del feminicidio, que hacen mal su trabajo, los premien.

ONGs exigen a magistrados
vincular a proceso al novio de Lesvy
Los premios no sólo son para los funcionarios y autoridades que no investigan bien los feminicidios, sino también se dan al interior de los partidos políticos. El caso emblemático para la ciudad es el de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, conocido como “el príncipe de la basura” y señalado por el equipo de Aristegui Noticias en 2014 de formar parte de una red de prostitución al interior del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Por el escándalo alrededor del líder de los pepenadores, el PRD interpuso una queja ante el Consejo General del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), pero el organismo declaró infundada la queja, mientras que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) no encontró las pruebas para ejercer acción penal en contra de Gutiérrez de la Torre.
Pero a Gutiérrez de la Torre no sólo lo exoneraron de culpa, sino que además fue llamado de nuevo a formar parte del equipo priista local que operará para las elecciones de 2018.
Hace unos días el priista se integró al PRI como miembro de la Comisión Política Permanente.
“Son mensajes negativos para una sociedad que a diario está pidiendo justicia. Sobre Gutiérrez de la Torre había denuncias graves, pero al final lo exoneraron, no lo persiguieron por el delito de trata, pero luego lo llama el partido; es grave que lo sigan legitimando, que sigan como si no pasara nada. Eso lo único que hace es que mandan un mensaje a las mujeres que denuncian de que están en desventaja total, que quedan como mentirosas y con la vida en riesgo”, explicó.
Analistas entrevistados por este medio dijeron que el nombramiento del hijo de Rafael Gutiérrez Moreno, conocido como el “Rey de la Basura” por su líderazgo entre los recolectores de desechos, es una decisión políticamente incorrecta que afecta a la ya deteriorada imagen del tricolor y que no abona a ganarse la confianza de un electorado.
Pero al PRI le importa poco, Gutiérrez de la Torre es un buen operador político y ante la amenaza de que pudiera operar para otro partido, fue llamado de nuevo a sus filas, opinaron.
“En el contexto de la imagen es políticamente incorrecto, pero no lo es cuando uno ve los cotos de poder que tiene Cuauhtémoc Gutiérrez, es uno de los actores que articulan espacios de control relevantes para el PRI. No lo pueden excluir porque esa decisión implicaría que esos votos se fueran a otros espacios y prefieren jugarse la imagen”, dijo Gustavo López Montiel, experto en partidos políticos del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Libre de virus. www.avast.com



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cúspide

Inicio

Cuspide México

Periodismo libre, veraz y oportuno

infonogales

Somos su mejor opción de información en línea

A %d blogueros les gusta esto: