Ruta Financiera// Lino Calderón// *El conflicto AMLO-Empresarios *El rumor de posible atentado contra el polít ico tabasqueño

Ruta Financiera
Lino Calderón
*El conflicto AMLO-Empresarios
*El rumor de posible atentado contra el político tabasqueño

Las visiones del país entre las políticas izquierdistas mal llamadas populistas en México con la cúpula empresarial del país no han sido buenas a lo largo de la historia del país. El caso más sonado ha sido el que protagonizó el expresidente Luis Echeverría Álvarez con los empresarios del país por las diversas acciones de gobierno a las que no estuvieron de acuerdo y que provocó la entrada de muchos de ellos en la política nacional.
Y es que los empresarios, los grandes magnates mexicanos generados desde los años cuarenta por el favoritismo del gobierno de Miguel Alemán a algunos cuantos que a la larga se convirtieron en monopolios y poderosos empresarios. Rompiendo las reglas mismas del capitalismo. Lo que ha generado hoy día toda esa sombra de corrupción que ahora padece el país.
Hay que recordar que en los años setentas en México, la acción empresarial estuvo motivada por las políticas que puso en marcha el gobierno en turno las cuales, según el caso, fueron consideradas como un atentado contra los intereses empresariales y/o perjudiciales para el modelo capitalista de desarrollo.
A pesar de lo anterior, existió un acuerdo tácito entre el gobierno y los empresarios respecto de las esferas de acción e influencia. Sin embargo, a principios del gobierno de Luis Echeverría las modalidades del quehacer político empresarial empezaron a modificarse a causa de la actitud y el discurso populistas del gobierno.
Todo ello creó preocupación y desconfianza en el empresariado mexicano y generó una fuerte reacción empresarial. De tal suerte que se abandonó la discreción y se pasó a la impertinencia política.
El programa reformista del presidente Echeverría despertó a los empresarios del letargo en que se encontraban, con lo que se presenció la insólita utilización, por ambas partes, de expresiones y conceptos proscritos hasta entonces de la escena pública, así como el ataque directo y la formulación de diversas amenazas.
La simpatía y el apoyo del gobierno de Echeverría al régimen de Salvador Allende, la muerte del industrial regiomontano Eugenio Garza Sada por parte de guerrilleros, la ley de Asentamientos Humanos y la expropiación de tierras del valle del Yaqui constituyeron los elementos desencadenantes de la beligerancia empresarial durante esos años.
La convocatoria empresarial a la movilización de amplios actores de la sociedad contra el gobierno tomó así una incipiente forma orgánica. En este contexto surgió el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en 1975, como una instancia aglutinadora de las organizaciones cúpula del empresariado mexicano en respuesta a las reformas impulsadas por el gobierno de Echeverría (Luna, 1990 y 1991).
Los empresarios rompieron con ello una de las reglas fundamentales en su relación con el gobierno, inauguraron el carácter contestatario de sus declaraciones y cuestionaron su exclusión de la política pública.
De ahí en adelante no sólo señalarían errores en las políticas públicas, sino que también propondrían una alternativa de desarrollo diferente a la propuesta por el gobierno.
Estos sucesos provocaron una gran convulsión político-social a finales del sexenio de Echeverría, que se vio agravada durante la transmisión de poderes, proceso durante el cual se utilizaron recursos inéditos por parte de algunos sectores sociales.
Con el gobierno de José López Portillo se desactivó la convulsión política que vivió el país durante esos años.
Han pasado casi 40 años de esos acontecimientos, pero han llegado al poder seis gobiernos neoliberales en donde las conquistas generadas por la Revolución Mexicana, han sido caracterizados por graves caso de corrupción a favor de las nuevas generaciones de empresarios en turno, ahí está la malhecha privatización bancaria que al final fue cedida a bancos extranjeros, el Fobaproa, la corrupción de los Hijos de Martha Sahagún con Oceanografía, los contratos de servicios múltiples a Españoles y empresas estadounidenses, los grandes negocios de la familia Murillo, La ley televisa, entre otros agravios para la misma clase empresarial del país.
Es cierto que el expresidente Carlos Salinas de Gortari, generó muchas expectativas de la reforma del Estado orientado a la actividad empresarial y las bondades de la privatización de las empresas que controlaba el gobierno mexicano, sin embargo las bases de respeto y reglas claras para que estas bondades no se desvirtuaran para generar monopolios se rompieron con sus mismas políticas y ahora generaron esos monstros que en un principio se trataron de combatir.
Con la llegada del Gobierno de Vicente Fox y Felipe Calderón, estas reglas ahondaron que un solo grupo fuera el beneficiado y a la larga generaron que empresas trasnacionales se apoderaran de sectores claves de la economía nacional. Ahí el sector industrial y manufacturero de Monterrey que prácticamente fue desmantelado por los gobiernos en turnos, como fue el caso de Hylsamex.
Ferrocarriles, Autopistas, Puertos, Aeropuertos, y ahora zonas del territorio nacional se han cedido a extranjeros sin que el gobierno federal verdaderamente cobre las contraprestaciones por las concesiones y que estas empresas paguen sus propios impuestos.
El caso más escandaloso de elusión de impuestos la tuvo la misma Televisa que el gobierno de Calderón le perdonó más de 3 mil millones de impuestos que debía pagar a las arcas públicas. Estos son sólo algunos de los ejemplos públicos delo que se ha hecho mal a favor de un grupo pequeño grupo del sector empresarial que ha sido beneficiado, y que han dejado que los gobiernos en curso hayan entregado sectores estratégicos a trasnacionales extranjeras. Ha habido corrupción e impunidad en concesiones y contratos gubernamentales.
Tampoco este grupo no ha criticado el sobreendeudamiento del país que ha crecido más de 500 por ciento en los últimos cinco años. Sin embargo ahora ante el llamado generalizado del país por cambiar la situación actual han buscado un enfrentamiento directo con el actual de MORENA Andrés Manuel López Obrador, quien ha reiterado que va a poner “orden” en la casa, en el país. El desplegado del primer de mayo por parte del Consejo Mexicano de Negocios se pusieron el saco y señalan que AMLO los señala reiteradamente. AMLO no lo ha hecho únicamente en Zongolica, lo ha hecho desde 2005 cuando lo del Desafuero y cuando fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México. No es de extrañar que sea un pretexto para ahondar en la guerra sucia contra este candidato. Ahora puntero en las encuestas.
El enfrentamiento es provocado y no solo es innecesario, sino que ahora busca minar la credibilidad del tabaqueño.
Por ello el Consejo Mexicano de Negocios le ha reiterado a AMLO que no difame.
Los empresarios rechazan totalmente que se hayan reunido con Ricardo Anaya,
incluso piden que no se les descalifique. Alejandro Ramírez, presidente del
Consejo Mexicano de Negocios, que reúne a los principales 40 empresarios del país, fue directo: nos están difamando. Negó categóricamente que se hayan reunido con el candidato presidencial Ricardo Anaya y, menos, que un grupo de empresarios del Consejo Mexicano de Negocios esté buscando en reuniones privadas que Meade y Margarita Zavala declinen en favor de Anaya. Hay empresarios como Alejandro Ramírez, quien es presidente de Cinépolis y del Festival de Morelia, que ya es una referencia en el mundo cinematográfico, con toda razón se molestó con el candidato puntero, López Obrador, quien lo acusó de haberse beneficiado de la corrupción, cuando su negocio no tiene nada que ver con el sector público.
También le dijeron que era traficante de influencias, cuando Cinépolis, que fue Organización Ramírez, es una organización a cargo de tres generaciones en el sector privado, en la exhibición de cine, y sin hacer negocios con el gobierno. A
Alejandro Ramírez se le difamó y descalificó. Un error de AMLO, pero también de CMN para un enfrentamiento estéril. Sin embargo no hay que olvidar las amenazas de Vicente Fox Quesada y del dueño de Coopel, Enrique Coppel Tamayo contra AMLO de pararlo como de lugar, incluso con otros métodos.
En las fuentes de seguridad pública tanto en la ciudad de México como en la PGR, entre los reporteros se ha filtrado el rumor de que las amenazas contra AMLO no son patrañas, ya que incluso hay visos de que se atentara contra su vida. Incluso en el noticiero de TV de Imagen Televisión que dirige Ciro Gómez Leyva ya van tres avisos de que se debe reforzar la seguridad del candidato- Con cara de verdadera preocupación Ciro sabe algo que no ha dado a conocer pero que al parecer ya esta cocinado…. Hay que estar muy alertas porque esto si puede despertar al tigre que mencionó AMLO durante la reunión con banqueros en Marzo pasado.
Linojaviercalderon2018



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Cúspide

Inicio

Cuspide México

Periodismo libre, veraz y oportuno

infonogales

Somos su mejor opción de información en línea

A %d blogueros les gusta esto: