Fallas geológicas originan sismos con epicentros en el Valle de México, señala UNAM

Fallas geológicas originan sismos con
epicentros en el Valle de México, señala UNAM
Armando Sánchez

Es normal que ocurran sismos con epicentros en las delegaciones capitalinas y municipios mexiquenses, debido a pequeñas fallas geológicas que atraviesan el Valle de México, aseveró Luis Quintanar, investigador del departamento de Sismología del Instituto de Geofísica de la UNAM.
Las fallas que atraviesan el Valle de México no son muy grandes, no son de varias decenas o centenas de kilómetros, sino que son fallas más pequeñas y cuando son activadas producen sismos de una magnitud proporcional, que son de magnitudes de 2.8 hasta 3, cuando mucho”, indicó.
En lo que va del año, de acuerdo con el Sismológico, en la Ciudad de México se han registrado 10 temblores de magnitudes de entre 1.9 y 2.8, con epicentros en las demarcaciones Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Coyoacán, Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Magdalena Contreras.
Mientras que en el Estado de México han ocurrido 17, los cuales fueron de 1.2 a 3.4 y se localizaron en los municipios de Amecameca, Zumpango, Ozumba, Nicolás Romero, Tlalmanalco (San Rafel), Chalco (Huitzilzingo), Amecameca, Naucalpan, Ozumba, Juchitepec y Tejupilco.
Luis Quintanar indicó que en el Valle de México las zonas más vulnerables a los sismos, debido a esas fallas, son, en primer lugar, la oriente y, después, la poniente.
El especialista detalló que en el oriente, entre los más propensos a ser epicentros de los sismos son Ixtapaluca, Texcoco y Chalco, así como las delegaciones Milpa Alta, Tláhuac e Iztapalapa; en el poniente se encuentran Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón y Naucalpan.
El Valle de México también es lugar de ocurrencia de sismos, existen mapas de sismicidad desde hace varios años y se ve que es una zona donde ocurren temblores en ciertas zonas preponderantes, una de ellas es la zona poniente y, la de mayor sismicidad, es la parte oriente”, señaló.
Sin embargo, agregó, también ocurren movimientos telúricos con epicentros en otros puntos, por ejemplo, después de los sismos de septiembre ocurrieron algunos temblores en el sur de la Ciudad de México.
El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que las magnitudes de los sismos que ocurren en el Valle de México promedian entre 3 y 3.2 y no son muy profundos, por lo que solo son percibidos por las personas que se encuentran en la zonadel epicentro.
Apuntó que mientras más fangoso sea el subsuelo donde se registren los temblores, éstos se sentirán con más intensidad y mayor duración, contrario a la que pasa en terrenos firmes.
Refirió también que después de los sismos de septiembre se observó un aumento en la sismicidad en el Valle de México, sobre todo en la parte Sur (El Ajusco y Coyoacán); “entre septiembre y diciembre hubo un aumento de los epicentros de sismos que se detectaron en esa parte de la Ciudad.
Luis Quintanar explicó que hasta la fecha no ha ocurrido un sismo de gran magnitud en el Valle de México, pues, de acuerdo con el registro que se tiene, se deduce que el mayor fue de alrededor de magnitud 4, en el año de 1974.
El Servicio Sismológico Nacional (SSN) señaló también que, en la Cuenca de México, donde se encuentran el Estado de México y la capital del país, la actividad sísmica es poco numerosa y de baja magnitud.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Cúspide

Inicio

Cuspide México

Periodismo libre, veraz y oportuno

infonogales

Somos su mejor opción de información en línea

A %d blogueros les gusta esto: