LA BARRIADA

LA MANO QUE MECE LA CUNA

POR MARTIN AGUILAR

Tal parece que el líder del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la CDMX (SUTGCDMX); Juan Ayala Rivero tiene sus días contados, a medida de que se acerca el 5 de diciembre, fecha en que la jefa de gobierna electa, Claudia Sheinbaum tome posesión, el líder sindical no sabrá qué hacer si huir a otro país, ampararse, cobijarse bajo su nuevo protector del Movimiento Nacional por la Esperanza, René Bejarano o enfrentar a la justicia por las denuncias penales que tiene en su contra.

Aunque esto último se ve muy alejada esta posibilidad, ya que como la mayoría de los llamados líderes charros sindicales del viejo PRI; Ayala Rivero preferirá o huir del país o ampararse, luego que hace algunos días pidió una audiencia con Sheinbaum para brindarle si apoyo, tanto del sindicato que encabeza, como de los trabajadores a los que agremia, esto con el fin de permanecer al frente del SUTGCDMX por dos años más.

Por lo que la jefa de gobierna electo le negó dicha audiencia, esto se debe a raíz de las declaraciones que hizo de mantener a raya a los líderes sindicales de todo tipo para evitar que haya corrupción y al mismo tiempo de reducir los recursos que el Gobierno de la CDMX aporta a los sindicatos por la llamada Austeridad Republicana emprendida por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Como se recordará hace algunos días trabajadores de las diferentes áreas del gobierno capitalino agrupados en el SUTGCDMX realizaron una protesta afuera de la sede sindical contra su líder para que renuncie o sea destituido del cargo por abrir plazas laborales en diferentes áreas del gobierno capitalino en beneficio de sus parientes y amigos con la ayuda de sus incondicionales, Miguel Ángel Vásquez y Héctor Carreón, que actualmente siguen en la nómina de pago del gobierno capitalino sin que trabajen.

Por lo que Sheinbaum rechazó dicha audiencia solicita, ya que afirmó que solo vera por el bienestar de los trabajadores y con los líderes sindicales no quiere nada, ya que Ayala Rivero fue el sirviente del ex jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera durante todo el sexenio y siempre lo apoyo y Mancera premio al líder sindical en otorgarle jugosas ganancias y hasta le ordeno al PRD para que fuera postulado dos veces como candidato a diputado local, mismas que perdió.

De acuerdo a sus allegados, Ayala Rivero no se le ve preocupado cada día que pasa hasta que llegue el momento en que Sheinbaum tome posesión como jefa de gobierno, siendo el líder sindical que se la pasa en reuniones con su círculo de colaboradores más cercanos, al igual durante más de un mes se la paso viajando a diferentes partes de la república con dinero de sus agremiados.

Y con su columna que se publica todos lunes en un periódico local llamado Sindicalismo y que paga hasta 50 mil pesos por columna, siendo en total más de 200 mil pesos con recursos, más lo que paga de publicidad en el mismo periódico para promover su imagen con tal de quedar bien con sus agremiados, pese a que estos ya están hartos de seguir manteniendo con sus cuotas sindicales los lujos de este nefasto personaje.

Por lo mientras, Ayala Rivero se burla de los trabajadores sindicalizados al publicar su columna, donde en lo último dice que acostumbrados están a realizar las labores que corresponden al Gobierno de la Ciudad para que sus habitantes accedan a los servicios que presta sin problema alguno.

El gremio desde sus orígenes se ha distinguido por ser ajeno a la política, sus labores arduas y permanentes le impiden dedicarse a la “grilla”, sin embargo siempre han trabajado de la mano con los gobiernos en turno, sin condicionamiento alguno y sin buscar el debilitamiento de una de las dos partes.

Y la experiencia de muchos años de duro trabajo en la capital le han enseñado a los miles de trabajadores que la unidad y coordinación con el Gobierno reditúa excelentes resultados para los habitantes, que son a los que nos debemos. Están convencidos que al realizar juntos las tareas que les corresponden cada uno desde su trinchera, al final del día habremos cumplido nuestra obligación y los capitalinos nos calificarán cuando acudan a cualquier oficina de Gobierno a solicitar o quejarse por un mal servicio.

Y remata diciendo que después del primero de julio, los miles de trabajadores al servicio de la Ciudad de México, se declararon listos para ir de la mano con el Gobierno que la ciudadanía eligió que la gobierne durante los próximos seis años a partir del 5 de diciembre próximo, esto en alusión a la jefa de gobierno electa para quedar bien con ella, pero tal parece que esto no lo salvara de la cárcel ni tampoco de que se perpetúe en el cargo.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: