LA BARRIADA

POR MARTIN AGUILAR

TAL PARA CUAL

Tal que a los diputados de Morena no les gusta que los reporteros y periodistas publiquen los errores y tonterías que cometen, principalmente del Congreso de la CDMX integrado por lopezobradoristas en Donceles, creen que todos son iguales como ellos, ya que por instrucciones del diputado Eduardo Santillán, elementos de resguardo prohibieron el paso al Pleno a los reporteros que cubren la fuente, instalando un corralito para evitar que interfieran con las labores de los legisladores.

Lo raro es que los morenistas pactaron con sus compañeros diputados de todas las fracciones para que existiera la Comisión de Protección a Periodistas, que preside el priista Miguel Ángel Salazar y son los primeros en violar su libertad de acción.

Lo que a Santillán se le olvida es que cuando él y sus compinches de Morena pertenecían al PRD se decían que el Palacio de Donceles era “La Casa del Pueblo”, y que según ellos estaba abierta a todo mundo, siendo que es una decisión que ni siquiera se discutió en la Junta de Coordinación Política de acuerdo al perredista Jorge Gaviño, y eso que Santillán acaba de declarar que todas las decisiones legislativas se consultan y pasan por el máximo órgano de Gobierno del Congreso Local.

Ahora, el vicecoordinador de la fracción de Morena en Donceles se abroga la decisión de resolver quién entra e, incluso, qué diputado —sea o no de su fracción— puede dar entrevistas en el Pleno, porque ya les dijo que el que quiera hablar tiene que salirse.

Quizá Santillán no leyó las declaraciones de su presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien defendió la libertad de expresión, pues éste es territorio de la CDMX, decían que Santillán se había mareado, porque quizá se hayan quedado cortos, pues parece que, por más que diga que no, se ha apoderado del control de la fracción, pasando por encima de su coordinadora, Ernestina Godoy.

Si los morenistas exigen que haya organización entre los reporteros para que acceda al Pleno sólo la prensa acreditada, deberían empezar por ellos mismos, pues a más de un mes de haber entrado no han podido siquiera nombrar a alguien en Comunicación Social, grave error fue el de Santillán, que seguramente no durará mucho, y tendrá que tragarse sus instrucciones, sus palabras y su coraje.

No olvidemos que los morenos son tan hipócritas como los panistas o tal vez peor y aunque se den baños de pureza y de doble moral, son de los peor, ya que por un lado pregonan que habrá libertad de expresión, de sindicalismo, de religión y por otro lado reprimen a la prensa para que no haga su labor de informar, más por las tonterías que hacen en el pleno, siendo que los ciudadanos son los primeros interesados en saber que pasa en el Palacio de Donceles.

Por lo que se percibe es que los morenos y los morenistas serán igual o peor que los perredistas, pese a que López Obrador siempre cacareaba que en su partido no hay corruptos, por lo que no olvidemos que Santillán cuando fue delegado en Álvaro Obregón, su administración fue de las más corruptas y más cuando tapo las corruptelas de Leonel Luna por ser su achichincle, pero cuando perteneció al PRD y quiso ser diputado federal, Luna y el Sol Azteca le negaron su registro, por lo que decidió abandonas sus filas y ser moreno, pero desgraciadamente eso no lo hizo cambiar y es peor ahora que antes.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: