Detienen inversión turística por suspensión de obras en Texcoco

POR OSCAR VÁZQUEZ/ ERZA ZAVAGE

  • Advierte el CNET no aplicar los 500 mil millones de pesos en los próximos 6 años.

Ciudad de México, 30 de octubre.- Los empresarios del sector turístico no invertirán los 500 mil millones de pesos comprometidos en los próximos seis años, si el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México no se construye en Texcoco, advierte el presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), Pablo Azcárraga.

Entrevistado en el marco del 30 aniversario del CNET, subraya: "Nos preocupa que pidamos caer en un ambiente de decisiones políticas, con inclinación populista que vayan en dirección contraria al sentido común y al crecimiento económico de México".

Ante la decisión del presidente electo de cancelar la construcción del aeropuerto en Texcoco, Pablo Azcárraga dice que aún estamos en el momento de rectificar y los empresarios turísticos queremos apoyar al futuro presidente para que México crezca y el próximo gobierno sea más fuerte y para que la imagen de México se fortalezca en el extranjero.

En los últimos 5 años, México ha logrado ubicarse como el sexto país que más turistas recibe en el mundo, alrededor de 40 millones de viajeros quienes dejaron una derrama anual de 22 mil millones de dólares por concepto de divisas, sin embargo por parte del presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), Pablo Azcárraga, hay preocupación porque se registre un declive en los resultados alcanzados.

Da razones: hay quienes se empeñan en pensar que el turismo es una industria silvestre que solita crece y solita se da y si el país es bonito y tenemos buen clima, la gente va a venir y no es cierto”.

Incluso, externa su preocupación cuando por ignorancia alguien declara de que México es un país maduro y no hay que invertir en promoción y publicidad porque ya lo hicimos muchos años.

Si el próximo gobierno juega y echa mano de los recursos que se obtienen del Derecho para Visitante sin Permiso para Realizar Actividades Remuneradas (DNR) para otras cosas, como la construcción del tren maya, van afectar el presupuesto para gastar en publicidad y promoción.

Además, con el anuncio de la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, en Texcoco, luego de una criticada y, para muchos, ilegal consulta popular, aún resuenan las palabras del presidente del CNET, “yo no creo que el gobierno que viene sea tan tonto para no darse cuenta del enorme potencial económico de ese aeropuerto –que se construye en Texcoco- y el enorme negocio y generación de divisas, de ingresos económicos que va a tener el próximo gobierno.

Días antes de la consulta, el también presidente del Grupo Hotelero Posadas, uno de los más importantes de México, lanzaba la advertencia: los empresarios nacionales y extranjeros que hemos comprometido 25 mil millones de dólares -500 mil millones de pesos- en el turismo en los próximo seis años, “no los invertiríamos”, sino se construye el nuevo aeropuerto en Texcoco.

¿Si no se da –el aeropuerto-? le preguntó el reportero.

-Pues no vamos a invertir ese dinero, respondió enfático.

¿Nada?, se le insistió.

Pues no, dijo de manera tajante.

“Tiene que ir de la mano, o sea porque vamos a invertir si la industria se estanca y no crece, o sea el primer ingrediente es que tiene que haber un interés de participar en un negocio que va desarrollándose para bien. Si eso se estanca, pues lo primero que se corta es la inversión”.

Y fue más allá: “si la noticia del domingo -28 de octubre- en la noche es que no se hace el aeropuerto en Texcoco, yo creo que va a haber un apretón en inversión terrible en todo el país. No los creo tan brutos, la verdad; no se van a dar un tiro en el pie”.

¿Más lo que tengan que pagar?, se le lanzó la pregunta.

No, pues además, o sea es un gran negocio, pero bueno tienen su base electoral que van a tener que hablarles también, qué se yo. De política no tengo ni idea, no sé, enfatizó Pablo Azcárraga.

En el encuentro que tuvo el presidente del CNET –que agrupa a las principales organizaciones empresariales turísticas de México- con los integrantes del Periodistas y Editores de Turismo, A.C. (PYET), que encabeza Alfredo Villagrán y Arévalo y representantes de medios especializados en turismo, dijo que si las condiciones se dan los 25 mil millones de dólares que invertirían empresarios nacionales e internacionales se traducirían en un millón 100 mil empleos adicionales a los 4 millones que se han creado hasta el momento. Además se beneficiaría directamente a jóvenes y mujeres.

No obstante el anuncio del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador de construir un nuevo Sistema Aeroportuario en tres años, a través de la edificación de pistas en el aeropuerto de Santa Lucía, renovar el actual Aeropuerto de la Ciudad de México y aprovechar la terminal aérea de Toluca, con ello terminar con la saturación aérea de la Ciudad de México, Pablo Azcárraga mantiene el señalamiento de que México depende de un gran aeropuerto, si no hay conectividad, no solo la actividad turística, sino la económica se frena mucho.

-Hay muchos destinos en México que requieren de la conexión en el aeropuerto de la Ciudad de México y sino, difícilmente podrán tener el volumen, el nivel y la calidad del turista que requieren para poder crecer.

-Además de que no hay que olvidar, que el turismo incluye el turismo de negocios, lo cual es una gran ventaja competitiva. México tiene una industria, que le permite tener una actividad económica y comercial muy importante, el turismo de negocios se complementa con el de placer.

En la reunión con los medios, el presidente del CNET enfatizó: “Yo no creo que el gobierno que viene sea tan tonto para no darse cuenta el enorme potencial económico de ese aeropuerto y el enorme negocio y generación de divisas; de ingresos económicos que va a tener el próximo gobierno y, bueno, soy de la opinión que si lo concesionan sería un grave error porque requiere recursos.

Hombre que lo den en operación a alguien privado, ojalá, seguro lo va a hacer mejor. Pero que el dinero sea de todos los mexicanos no es necesario”.

En México el turismo no es silvestre y sin promoción no crecerá

Con una vasta experiencia en el sector hotelero y turístico de México, y con ocho años al frente del organismo empresarial más importante del país, Pablo Azcárraga reflexiona: “no nos ha caído el veinte que el turismo en el país es verdaderamente importante, porque nos empeñamos a pensar que el turismo es una industria silvestre que solita crece y solita se da y si el país es bonito y tenemos buen clima, la gente va a venir y no es cierto”.

Preocupado porque al turismo le vaya bien, el presidente del CNET lanza la invitación para que “cualquier gente de los que opinan así, que se pare en cualquier playa mexicana, que se pare en la playa de Cancún y observe a su izquierda y observe a su derecha y va a ver lo que se llama competencia.

Cuántos hoteles hay que van por el mismo turista y todos tienen su argumento comercial, su gran servicio, su marca que les ayuda y todos tienen unas instalaciones fabulosas”.

Y lo hace porque concibe al turismo como una verdadera industria competida, que requiere promoción y una cultura comercial enorme.

Yo con todo respeto –remarca- me pone preocupado cuando por ignorancia alguien declara de que México es un país maduro y no hay que invertir en promoción y publicidad porque ya lo hicimos muchos años.

Tras el comentario del reportero, de que es el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien piensa que el turismo es silvestre y le lanza la pregunta, ¿qué hacer para cambiar la política turística que se perfila en la próxima administración?

Pablo Azcárraga responde: “yo soy de la idea que el nuevo gobierno va a tomar buenas decisiones porque creo que tienen la apertura, así me lo han expresado; yo soy optimista, no veo el arrocito negro en el arroz, no tengo argumento, o decir que no tengan una actitud positiva; creo que hay que darles la oportunidad porque todos los cambios de gobierno y, este en particular, les va a tomar un poco la curva de aprendizaje y habrá señales encontradas, pero hay que darles tiempo para que ya agarren su caminito”.

Asegura que el CNET no se tiene que blindar; seguirá haciendo lo que tiene que hacer, vamos a seguir nuestro camino, podemos ser más eficientes si tenemos ese trabajo en equipo y ese gobierno facilitador, coordinador, y promotor.

Para mí México es uno esos países que claramente tiene ventajas competitivas por encima de la gran mayoría de otros. Gracias a la amabilidad, al detalle de la hospitalidad y calidad en el servicio. Nuestra nación ha logrado un gran crecimiento que no lo hubiéremos imaginado hace ocho o nueve años, sin embargo puede aspirar a llegar más lejos y tener más y mejores resultados.

Yo creo que sí hemos dejado mucho sobre la mesa y desgraciadamente no nos hemos dado el tiempo de hacer esa cuenta, de cuánto se está quedando en la mesa y sin atender.

Si tuviéramos un mecanismo de medición más eficiente, pudiéramos establecer mejores herramientas que nos permitieran medir los avances y hacer las correcciones en el momento necesario de una forma más eficiente y sin lugar a dudas el potencial sería mucho mayor, subraya.

Plantea que a través de una mayor innovación se puede tener un producto turístico mucho más rico, mucho más amplio que permita a México ampliar el abanico más allá del sol y playa, al turismo cultural, grupos y convenciones, naturaleza, religioso, medico, entre otros, que permita captar mayores ingresos no sólo en cinco destinos turísticos, como sucede actualmente, sino en más.

La pregunta –agrega- es cómo motivamos al turista a que gaste en cosas que generen verdaderamente un mayor beneficio en la economía de México.

Para Pablo Azcárraga, con base en un estudio realizado por el CNET, en el 2024 México podría llegar a crecer de 40 millones a 61 millones de visitantes internacionales y captar divisas 46 mil millones de dólares, es decir casi lo doble a los 22 mil millones que el país recibe actualmente.

Para ello es necesario que el gasto turístico diario pase de los 860 dólares a mil 250 dólares, como lo tiene Republica Dominicana o, mejor aún, a dos mil 800 dólares como Estados Unidos y otros países.

México tiene las ventajas competitivas para lograr, como es cultura, tradiciones, clima, gente amable, planta hotelera, ciertos aeropuertos de calidad, conectividad que se mejorada y muchos atractivos únicos.

“La marca México, es un atractivo que bien presentado, bien empaquetado, bien distribuido debería ser una ventaja competitiva que la que tenemos en este momento”, puntualiza.

Además las diferentes submarcas que tienen los destinos turísticos deben ser el complemento y no la competencia.

El potencial del país es enorme, seguimos siendo de alguna forma un tesoro guardado que no necesariamente es del conocimiento del viajero internacional.

Si verdaderamente nos ponemos a construir de una forma más eficiente, más rápida, más inteligente, en donde nuestro motor sean los argumentos comerciales basados en un producto, bien estructurado y bien dirigido a un mercado muy particular, pues México no tiene porqué dejar de crecer.

Pablo Azcárraga reflexiona que nuestra mentalidad debe de ser de cómo y qué tenemos que hacer para generar más y mejores ingresos en el turismo, una mayor derrama económica, una mayor inversión y por lo tanto que se traduzca al final de cuentas en una generación de fuentes de empleo en muchas de las regiones de nuestro país.

El empresario manifiesta que se debe ver al turismo como un negocio que por los resultados posibilita el interés de los inversionistas nacionales y extranjeros de seguir invirtiendo.

Por ello, los integrantes del CNET ofrecen su conocimiento y experiencia para apoyar al gobierno. Cuando hay declaraciones derivadas de las ocurrencias nos pone nerviosos y tenemos que levantar la mano, y decir no estoy de acuerdo. “No es ser los agrios del sector sino decir las cosas como sabemos, por la experiencia que tenemos, por el compromiso que se ha creado por el país.

Si hay declaraciones como que se pretende quitar recursos al Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) para financiar un tren, pues es un error, que quieren que les diga.

En fin, ellos saben que cuentan con nosotros. Su función principal es ser buenos políticos, sabemos que ellos van y vienen y nosotros aquí seguimos; no aprovechar esa experiencia, ese conocimiento, sería un error, asegura Pablo Azcárraga quien tiene perfectamente delineado el perfil de cómo debe ser el perfil del próximo secretario de Turismo, Miguel Torruco y qué hacer para que el CPTM sea autónomo y haya recursos extras para la promoción.

El nuevo gobierno federal no debe jugar con el dinero de la promoción.

La publicidad y la promoción turística, son una inversión, no es un gasto, además por cada peso que se invierte se multiplica tres veces y genera empleos directos, por ello deben mantenerse e incluso buscar mecanismos adicionales para obtener más recursos que fortalezcan la imagen y la marca México en el mundo, establece Pablo Azcárraga, presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET).

Yo con todo respeto –remarca- me pone preocupado cuando por ignorancia alguien declara de que México es un país maduro y no hay que invertir en promoción y publicidad porque ya lo hicimos muchos años.

Si el próximo gobierno juega y echa mano de los recursos que se obtienen del Derecho para Visitante sin Permiso para Realizar Actividades Remuneradas (DNR) para otras cosas, como la construcción del tren maya, van afectar el presupuesto para gastar en publicidad y promoción y provocarán que las líneas aéreas dejen de recaudar los 25 dólares que aportan los viajeros internacionales que llegan a México, ya que no tienen ninguna obligación legal para hacerlo y entonces se tendría que poner un módulo adicional antes de pasar migración y con ellos se fastidiaría al turismo, advierte el empresario hotelero.

Relató que en la reunión que tuvo con Miguel Torruco y Alfonso Romo –próximo secretario de Turismo y jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, respectivamente-, les dijo que en opinión de los empresarios, el dinero que se reúne a través del DNR no le pertenece al gobierno; no le cuesta al contribuyente y lo genera el visitante internacional.

“Si nos matan el gallo y nos dicen que nos van a quitar dinero porque lo van a destinar a otra cosa que no tiene que ver con el turismo en sí, la probabilidad de que los empresarios digamos, llégala y ahí te ves solo, pues es grande. La apatía empresarial a veces es terrible”.

Y ahorita estamos en un momento en que los empresarios podemos sumarnos porque nos ha ido bien, si nos empieza a ir menos bien, pues vamos a tener que decir no tengo dinero porque le tengo que pagar al banco y por lo tanto no me sobra, y por lo tanto no te doy, advierte Pablo Azcárraga, en la reunión con los integrantes de la organización Periodistas y Editores de Turismo (PYET) y medios especializados en turismo.

También está a favor de que el Consejo de Promoción Turística de Promoción Turística de (CPTM) tenga una reestructuración y darle autonomía, que funcione como un consejo de administración como cualquier empresa y esté representado por las autoridades y el sector privado pero que tenga voto, “no como en la actual junta de gobierno en donde vamos ahí y nos enteramos de lo que ya aprobaron”, plantea el empresario hotelero.

Es necesario que el CPTM verdaderamente tenga una estrategia turística, donde se aprueben los fondos, cómo y en dónde se van a invertir en la promoción, y se cuiden los recursos para que no se usen con fines políticos-electorales y se desvíen a ciertos medios que no tienen nada que ver con el turismo o eventos por los cuales se paga el 100 por ciento de la factura, reclama.

Si hay un cambio en el CPTM y se aprovechan los recursos para la promoción, Pablo Azcárraga asegura que los empresarios nos podemos comprometer a poner dinero adicional de nuestras bolsas para hacer que el presupuesto global para promover el turismo de México y la imagen turística del país sea mayor.

A casi un mes de que asuma el nuevo gobierno federal, el representante de los organismos empresariales agrupados al CNET le da una propuesta: incorporar otros mecanismos que se deben de incorporar para aumentar la recaudación de recursos a favor de la promoción.

“Hoy en día –explica- únicamente el viajero que viene por avión participa en la promoción, y ¿por qué los que vienen por cruceros, no, o por qué los que vienen por tierra, no?”.

Sin mediar pregunta, detalla que las compañías de cruceros también venden México, no únicamente la experiencia de subirse a su barco, venden el destino a donde llega su barco, entonces si se benefician de la imagen de México, yo creo que es correcto que participen de alguna manera.

Además, se puede invitar a otras industrias –cementeras, cerveceras, bancos- a que participen con fondos a la promoción, o que sus campañas publicitarias también tengan una inclinación turística ya que también se benefician del turismo.

¿Una buena distribución?, se le pregunta.

Yo creo que tiene que haber un buen plan, con una clara estrategia con claros objetivos y metas y de ahí que se pongan a nivel de prioridad. A veces no tener esas prioridades, de ver que es lo que impacta al turismo del país, al gastarnos el dinero en cosas que suenan buenas, que nadie mide y que pasan los años y nos damos cuenta que no sirvió de nada, que tiramos el dinero a la basura, responde.

Miguel Torruco puede ser un gran secretario de Turismo.

Al aclarar que con Miguel Torruco, no tiene “ninguna bronca; me cae bien, me llevo bien; ambos nos necesitamos y lo voy apoyar; no necesariamente compartimos la misma opiniónP”, Pablo Azcárraga dice que puede ser un gran secretario si ejerce tres funciones: facilitador para que la actividad turística “se vea”; coordinador de la serie de acciones que están relacionadas con otras dependencias que tienen ver con el turismo, y promotor de México con los clientes, hacer cabildeo y sacar la cara y no esconderse para enfrentar problemas de cualquier índole.

Si Miguel Torruco cumple esas tres funciones, vamos a tener un gran secretario de Turismo y el CNET, los empresarios en general estamos en la mejor disposición para ser parte del equipo, parte del apoyo y así se lo hemos ofrecido y nos ha dicho que sí tiene interés y que así lo va hacer.

Si no lo hace vamos a levantar la mano para que eso suceda, esa es nuestra función.

Él tiene opiniones muy parecidas a las que tenemos nosotros; está a favor de la promoción, a favor de que el CPTM sea más fuerte, que se pueda agrandar, que la conectividad mejore. El como secretario de turismo está en el canal, finaliza.

https://noticiasdelosdiputados.wordpress.com/
https://cuspidemexico.com/
https://liberalmetropolitanomx.com/



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Cúspide

Inicio

Cuspide México

Periodismo libre, veraz y oportuno

infonogales

Somos su mejor opción de información en línea

A %d blogueros les gusta esto: