De Fondo/ Una extraña comida casera; ¿fue parte de la transición de terciopelo?/ Jesús Michel Narváez

De Fondo
Una extraña comida casera; ¿fue parte de la transición de terciopelo?
Jesús Michel Narváez

Comida casera. Sin luces ni reflectores que encandilen. Sin el telepronter que se colocó siempre al frente del atril en cuya estructura se miraba el águila presidencial.
“Lo invité para agradecer sus atenciones”, difundió el presidente electo en su cuenta de twitter @lopezobrador_ y subió la foto.
El presidente electo en el sillón principal. El presidente constitucional en uno de tres piezas.
Al final no se reveló de qué hablaron excepto de “afinar detalles para la toma de posesión”, como escribió en el twitter quien dentro de siete días exactos asume el cargo, se cruzará la banda presidencial y rendirá protesta como Primer Mandatario y expresará respetar la Constitución General y las leyes que de ella emanen.
En mis cinco décadas de periodista he visto pasar a 7 presidentes y al actual. Los anteriores jamás aceptaron ir a la casa del electo y menos para una comida casera.
¿Por qué Enrique Peña Nieto acudió a la casa de Andrés Manuel López Obrador?
Sus razones habrá tenido. Sin duda.
Pero haberlo hecho horas después de que su sucesor declarara en entrevistas realizadas en dos televisoras de que si el pueblo se lo pide iría tras los expresidentes, llama al sospechosismo.
Quizá cuando López Obrador evaluó el peso de sus palabras reaccionó y en otra entrevista clarificó su posición: borrón y cuenta nueva. Repitió que sus convicciones no son de venganza. Y que al plantear el olvido de lo que ocurrió en el pasado lo hace para iniciar la verdadera transformación del régimen.
No dudo de la palabra del presidente electo. Sin embargo, con sus constantes cambios de opinión, todo puede suceder.
¿A eso se debió la cordial invitación a quien será su predecesor a partir del uno de diciembre?
Son especulaciones, por supuesto.
Pero ante la falta de información de la casa presidencial y el escueto mensaje en cuenta de twitter de AMLO, no hay de otra.
Dirá el lector y radioescucha que es deber del periodista investigar y tendrá toda la razón.
El problema es que de no ser por la foto y el mensaje difundidos por López Obrador nadie se habría enterado de la cordial comida. Comida en la que no hubo grabaciones –supongo- y en la que los equipos de comunicación de ambos no estuvieron invitados y por lo tanto no hay versión oficial.
Tampoco los periodistas que cubren las acciones y eventos del futuro inminente presidente acudieron.
De ahí que todo lo que se escriba si no proviene de los comensales, será especulación pura.
En lo personal me sorprende la asistencia del presidente constitucional. No dudo que acepte invitaciones privadas. Tiene el derecho y lo ejerce. Pero en este tipo de reuniones se presume que debería haber algo más que un reducido mensaje en los limitados caracteres del pajarito azul.
E-mail: jesusmichel11, jesusmichelnarvaez266, Facebook: jesusmichel, Twitter: @jesusmichelMx y en Misión, Periodismo sin Regaños de lunes a viernes de 9 a 10 de la mañana por ABC-Radio en el 760 de AM.

Libre de virus. www.avast.com



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: