LA BARRIADA

POR MARTIN AGUILAR

A CABALLO REGALADO

A un mes de haber tomado posesión como jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo organizó una conferencia de prensa para anunciar el fin de los aviadores en su administración, por lo que la funcionaria dio a conocer la desaparición de 58 plazas que fueron creadas en enero pasado por la administración de Miguel Ángel Mancera para beneficio de familiares de sus principales funcionarios.

En ese entonces la exdelegada de Tlalpan se dio el lujo de acusar de corrupto a Mancera y a su ex coordinador de asesores, Miguel Ángel Vázquez, quien durante gran parte de la administración pasada manejó la millonaria nómina del gobierno.

Además de esos 58 expedientes irregulares, Sheinbaum dijo que había más y que su subsecretario de Capital Humano, Jorge Luis Basaldúa Ramos, se encargaría de hacer una profunda revisión de cada una de las 180 mil plazas del gobierno y es que además hubo más contrataciones irregulares realizadas por la administración pasada.

La obsesión por limpiar a la administración capitalina de aviadores, buscan hasta en las piedras para detectar plazas que no son útiles para las diferentes dependencias del gobierno capitalino, sino que también hay puestos que le fueron asignados a personal que ni siquiera sabe desempeñar el puesto en que quedaron y que fueron otorgados por algún familiar o político, como es el caso del sector salud, a cargo de Olivia López, que ha dicho que respetará al personal de nómina 8,

Pero, por otro lado, en aquella conferencia del 10 de diciembre, la funcionaria dio nombres de presuntos responsables, todos ligados a Miguel Ángel Vázquez, por lo que la gente esperaría que se abriera al menos una investigación formal contra el exfuncionario y como nada de esto ha ocurrido, lo único que se podría pensar es que, a pesar de haberlo señalado por su nombre, Claudiano tiene pruebas contra Vázquez, o éstas no son suficientes como para iniciarle un juicio.

Si sólo se trató de una estrategia para marcar un deslinde de su antecesor en el cargo, y darle de saque un recargón, la verdad es que Mancerani siquiera registró el golpe, pues fue tan leve que no tendría por qué haber reaccionado, porque si lo quisiera desacreditar tendría que haber denunciado un tema del tamaño de la Línea 12, por ejemplo, que cimbró a varios de los que hoy son operadores importantes de Morena.

Por eso lo de las 58 plazas descubiertas como irregularidades a Vázquez no le hacen ni cosquillas a los exfuncionarios señalados, que sólo levantan la ceja y sonríen.

¿Pues qué de plano no tendrán algo bueno en contra de la administración mancerista como para al menos preocuparlos?

Seguro que sí lo hay, sólo tienen que rascarle un poco, por lo pronto, los aviadores detectados, pero que no han sido corridos, sea cual sea la causa, van a la contabilidad del gobierno de Sheinbaum.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: