LA BARRIADA

POR MARTIN AGUILAR

NO TIENE LA CULPA EL INDIO

Luego que el alcalde de Iztacalco, Armando Quintero denunciara que el edificio que se encuentra en Avena 630, colonia Granjas México realizaba trabajos de remodelación sin contar con los permisos correspondientes, por lo que sufrió hundimiento en su estructura y esto afecto a que la banqueta se levantara con el riesgo de que se viniera abajo, por lo que será sancionada económicamente.

Quintero detalló que la alcaldía no fue informada sobre los trabajos de remodelación por parte de los responsables del edificio y explicó que el hundimiento no se debió a los malos manejos de los trabajadores, sino que fue un asentamiento causado por la nivelación que se realiza en dicho inmueble, siendo que quiere llamar la atención para demostrar supuestamente que trabaja en beneficio de los iztacalquenses.

No así, sucede lo mismo con los trabajadores de la alcaldía, ya que tolera el trato abusivo de sus subordinados hacia los trabajadores de base, e incluso las amenazas del personal del área de Relaciones Laborales a los empleados de las casas de Cultura, como la Benito Juárez.

Su exigencia es que el alcalde morenista ya no se niegue a recibirlos, les defina su rumbo y que además detenga el “trato indigno y prepotente” hacia el personal de la alcaldía por parte de Vanessa Gomora Cruz e Ileana Ramírez, quienes son directoras de Fomento Económico y Cultura, siendo que es el “terrorismo laboral” que manifiestan consiste en que la nueva gente del alcalde está apostando a “cansarlos y aislarlos” para que renuncien.

Los mismos empleados denuncian que sus instalaciones existen inactividad, abandono y además los empleados acusaron que “entramos a las 8 de la mañana y tenemos que esperarnos en el parque a que abran hasta las 11, y el mismo Quintero afirma que a fin de mes quedan libres de rentas… es que las casas de Cultura de Iztacalco se rentaban a tiendas, abogados, contadores, psicólogas, y ahora va a haber cultura.

Algunos de los basificados con más de 10 años de antigüedad, dieron su testimonio de cómo varios jóvenes de colonias como la Gabriel Ramos Millán, que tenían problemas de adicción a las drogas, se rehabilitaron gracias a las clases que suspendieron en la casa de cultura.

En ese sentido, otra inconformidad es la que manifiestan los 20 maestros que fueron removidos de dicho espacio y colocados en áreas de menor visibilidad, con otros horarios y sin sus alumnos.

Por otro lado, muchos se preguntan qué porque los trabajadores no dicen que abusaban por ser trabajadoras de base, no cumplían con sus labores de trabajo, se ausentaban y pagaban a los checadores para faltar, el que se dice ser el encargado Alberto es de base, nunca se presentaba a trabajar daba clases en otros centros poniendo a un presta nombre para el poder cobrar ese recurso, jamás entregaron cuentas de lo que entraba en esa Casa de Cultura,

Aunque cuentan con una oficina dentro de la Casa donde tienen un comedor, se la pasan paseándose en la explanada y están hartos de que los de base se pasen de listos y no cumplan con las condiciones generales de trabajo, ellos si exigen, pero no quieren trabajar y querían seguir robando.

Por lo que exigen, que intervenga contraloría para que les hagan una auditoría exhaustiva, a todos los de base que están en casa de cultura.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: