LÍDERES POLÍTICOS/DESGOBIERNO

Febrero 12/19

LÍDERES POLÍTICOS

Jesús Belmont Vázquez

Desgobierno

*Necesario aplicar el Estado de Derecho

*No se trata de apagar el fuego con fuego

Congreso de la Unión.- La tragedia de Tlahuelilpan, Hidalgo, considerada la mayor calamidad provocada por el robo de combustible en la historia del país, evidenció uno de los errores más graves del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador: el desacierto de confundir la vigencia del Estado de Derecho y la aplicación de la ley, con la represión.

Los militares que se encontraban en la zona del ducto de combustible fueron ignorados por los lugareños –inclusive algunos los enfrentaron- cuando les pidieron que se retiraran del área donde se registraba la fuga de gasolina.

No se trata de apagar el fuego con el fuego, como dice el presidente de México, sino de hacer respetar la ley, solo así se hubiera evitado el terrible accidente que costó la vida de más de 100 personas.

La carencia del Estado de Derecho y la debilidad de las instituciones de gobierno sumados al descontento social, han provocado que las corporaciones policiales de todos los niveles e incluso el ejército mexicano, hayan perdido toda autoridad y respeto ante la sociedad.

Muchos han sido los casos en que los elementos del ejército o de las diferentes corporaciones policiales llegan a ser retenidos por pobladores y lugareños, dejando en evidencia la falta de autoridad y la debilidad de los órganos de seguridad.

Visto desde ese ángulo, habría que preguntarse qué utilidad tendrá la Guardia Nacional que tanto pregona la presente administración si igualmente tendrá las manos atadas. No se trata de reprimir, que no se confunda, se trata de hacer respetar la ley y el orden. Nada más.

Y ejemplos hay muchos, pero solamente nos referiremos a los más recientes, uno de ellos el bloqueo de las vías férreas en diversos puntos de Michoacán por parte de integrantes de la CNTE que ocasionó pérdidas diarias de entre mil 500 y dos mil millones de pesos.

Los daños al comercio, el campo, la industria y la actividad económica del país fueron incalculables, pues también afectaron los cruces fronterizos de Mexicali, Nogales, Ciudad Juárez, Piedras Negras, Nuevo Laredo y Matamoros.

Hasta este momento, los integrantes de la Coordinadora mantienen el bloqueo en 21 presidencias municipales, el paro educativo y el plantón frente a Palacio de Gobierno de Michoacán.

En este caso no hubo la intervención ni de la Policía Federal ni del Ejército, por tratarse de un asunto de carácter estrictamente federal, mucho menos de cualquier otra corporación estatal o municipal.

Este lunes, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, un grupo de estudiantes encapuchados y abordo de unidades del transporte público y privado, llegaron a las instalaciones de la Secretaría de Educación, donde realizaron todo tipo de actos vandálicos.

Le prendieron fuego a varios documentos y equipos de cómputo, sin que autoridad alguna interviniera para evitarlo o pusiera orden, ni muchos menos arrestar a los agresores.

Los sujetos entraron al edificio y rompieron todo lo que quisieron. En uno de los espacios, quemaron todos los materiales y después se marcharon.

Hace apenas unos días, también se llevaron a cabo una serie de agresiones violentas en el Congreso del Estado, donde las paredes fueron pintadas y las ventanas quebradas. Tampoco hubo detenidos ni la intervención de las fuerzas de seguridad pública o de cualquier otra corporación que impusiera el orden.

Ayer normalistas de la escuela Jacinto Canek del municipio de Zinacantán, también en Chiapas, vandalizaron un vehículo repartidor de agua en el parque central de Tuxtla Gutiérrez, en donde momentos antes habían solicitado diálogo con las autoridades educativas para que intervengan y puedan reiniciar clases en su respectivo plantel.

Los normalistas retuvieron el vehículo sobre la avenida central y lo condujeron a la explanada, en donde con palos le destruyeron el parabrisas, luces y su interior, asimismo rociaron gasolina y prendieron fuego; sin embargo, el vehículo no se incendió.

Otros grupos de maestros que exigen el pago de salarios, bloquearon las oficinas de la Torre Chiapas y retuvieron unidades pesadas, las cuales atravesaron sobre los carriles para impedir el paso de otras unidades en el libramiento norte.

Hay atentados a edificios públicos, bloqueos a las vías generales de comunicación, daños a la propiedad privada y ninguna autoridad hace valer la ley y el orden. Un fenómeno que por desgracia vemos en todo el país y no se trata –reiteramos- de apagar el fuego con el fuego, sino simplemente de hacer valer el Estado de Derecho.

Jesus.belmontt

—oo0oo—



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: