Cámara de Diputados aprueba por mayoría la Guardia Nacional

Cdmx 28 de febrero de 2019.

Por Pedro Moreno.

La Cámara de Diputados aprobó con 463 votos a favor y uno en contra el proyecto de decreto que crea la Guardia Nacional, devuelto por el Senado de la República para los efectos de la fracción e) del artículo 72 de la Carta Magna y lo remitió a los congresos estatales para sus efectos constitucionales.

El documento reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de los artículos 10, 16, 21, 31, 35, 36, 73, 76,78 y 89 de la Constitución Política.

Al fundamentar el dictamen, la diputada Miroslava Carrillo Martínez (Morena), presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, dijo que la Guardia Nacional será de carácter civil, tendrá su propia estructura orgánica y organizacional, y una ley que homologue en lo conducente las disposiciones de las fuerzas armadas.

Puntualizó que la reforma da sustento a las fuerzas armadas y garantiza el pleno respeto a los derechos humanos, para que instituciones, organizaciones y activistas tengan la garantía de que no se tolerará ninguna violación a las libertades.

Agregó que México contará con instituciones de seguridad pública compuestas por policías de los tres órdenes de gobierno y una Guardia Nacional de naturaleza civil, disciplinada y profesional.

Asimismo, se creará el Sistema Nacional de Información en Seguridad Pública, a fin de asegurar la disponibilidad de la información, operatividad institucional de seguridad y facilitar la planeación; se fortalecerá a instituciones policiales estatales y municipales, debido a que contarán con 180 días a partir de la publicación del decreto para presentar un diagnóstico y programa de fortalecimiento ante el Consejo Nacional de Seguridad Pública.

Indicó que para implantar el programa de fortalecimiento policial se tomarán previsiones en el Presupuesto de Egresos de la Federación y de los estados, y se presentará anualmente la evolución de los avances.

Otros factores que la constituirán son: la adecuación de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública; la creación de la Ley Nacional sobre Uso de la Fuerza, para establecer las bases conceptuales y de clasificación de armas; sujetos obligados, principios, mecanismos de adiestramiento, así como niveles para servidores públicos y reglas de actuación, portación y uso, y la creación de la Ley del Registro Nacional de Detenciones, de carácter procesal penal.

Detalló que el presidente de la República designará al titular del órgano del mando superior de la Guardia y a los integrantes de la instancia de coordinación operativa interinstitucional por representantes de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Secretaría de Marina y de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Afirmó que es un tema polémico en la historia contemporánea porque tiene que ver con el papel que tiene la policía civil, la Marina y el Ejército mexicano en este momento de transición política. “Hoy es un día histórico para la Cámara de Diputados en materia de seguridad pública, porque con este dictamen se inauguró una nueva forma de legislar y dialogar”.

Responde a la crisis de inseguridad que se vive, ya que los poderes del Estado no deben permanecer pasivos ante una emergencia de tal magnitud. “Sería una irresponsabilidad, sería condenar a nuestra sociedad a la incertidumbre y desesperación”.

El camino fue de un intenso proceso de discusión y diálogo plural, incluyente y democrático, que puso al Poder Legislativo ante el reto y la exigencia de un acuerdo satisfactorio de grandes dimensiones, no sólo entre los legisladores, sino también con la diversidad de voces y sectores de la sociedad mexicana, añadió.

“Se escucharon voces de presidentes municipales, gobernadores, secretarios de la Defensa, de la Marina, de Seguridad Pública, procuración de Justicia, de constitucionalistas, académicos, asociaciones civiles y organismos nacionales e internacionales de protección y defensa de los derechos humanos”.

Pidió el aval de los legisladores porque la reforma contribuirá a construir la paz y la seguridad, y tener un modelo de seguridad pública basado en una función del Estado que salvaguarde la vida, libertades, integridad y patrimonio de las personas.

“Me dirijo a las víctimas de los delitos para decirles que las y los diputados estamos comprometidos con la construcción de la paz y la seguridad, que la legislatura con responsabilidad en pluralidad y de cara a la sociedad no es omisa ante la crisis que vive el país”.

En los posicionamientos, el coordinador de Morena, diputado Mario Delgado Carrillo, expresó que hoy, “hay muy malas noticias para la delincuencia. Ante las amenazas de desintegración del tejido social en muchas regiones del país hay una respuesta unánime del Congreso mexicano para darle al Ejecutivo nuevos instrumentos para detenerlos. Estamos por iniciar la construcción de la paz y ponerle punto final a la estrategia fallida de la guerra”.

Dijo estar listo para trabajar en las reformas a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a través del parlamento abierto; de la ley general que reconozca el uso de la fuerza y la labor de las fuerzas armadas. “Hoy, después de 12 años de actuación al margen de la Constitución, se les dará el marco legal adecuado para que sigan auxiliando en un periodo de cinco años, en las labores de seguridad pública. Es un reconocimiento que el poder político les debía”.

Aseguró que la Guardia Nacional no será suficiente para pacificar al país. “Nunca ha sido la única estrategia, falta fortalecer las policías estatales y municipales”. También, dijo, será fundamental seguir fortaleciendo la Fiscalía General de la República.

Por el PAN, su coordinador, diputado Juan Carlos Romero Hicks, puntualizó que esta minuta establece un mando civil, actuación temporal de las fuerzas armadas, controles institucionales con actuación del Congreso, fortalecimiento de las diversas policías, un espíritu más federalista, así como un mínimo de leyes secundarias (del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de la Guardia Nacional, Nacional del Uso de la Fuerza y Nacional de Registro de Detenciones).

Lamentó que no se haya modificado el término para llamarle Guardia Civil y no Guardia Nacional, y no hubiere confusión; sin embargo, dijo, la tarea legislativa no termina aquí, hay que fortalecer los fondos públicos y sobre todo la construcción de las leyes secundarias. “El país no quiere violencia, inseguridad, corrupción ni impunidad. Necesitamos construir y entender que la pluralidad es una divisa y no un mal tolerado”.

Del PT, el diputado Reginaldo Sandoval Flores indicó que es imperativo que el Ejecutivo federal y los mexicanos cuenten con una institución en el ámbito nacional que garantice la seguridad de todas y todos, y tengan capacidad de reacción inmediata en la prevención de los delitos ante el dominio territorial que ejercen las organizaciones criminales. Existen controles del Poder Legislativo al Ejecutivo; este último deberá rendir un informe anual al Senado de la República sobre las actividades de la Guardia Nacional y será facultad de la colegisladora aprobar dicho informe.

Refirió que al Estado corresponde el uso legítimo de la fuerza, que debe ser racional y proporcional a las conductas que lo amerita. Expresó su certeza de que con la Guardia Nacional y los protocolos de actuación “no deberán presentarse excesos y abuso de poder. El Estado mexicano no será más un represor”. Resaltó el consenso en el Congreso para construir un pacto en favor de la nación con la Guardia Nacional en el marco de parlamento abierto, se escuchó a la sociedad y se atendieron sus planteamientos.

Por Encuentro Social, la legisladora Olga Juliana Elizondo Guerra sostuvo que la inseguridad es la mayor preocupación que tienen los mexicanos, cuya presencia por más de una década ha roto la paz en que vivían las familias. Hoy se tiene la oportunidad de ser la voz para reclamar la libertad y tranquilidad, para que las niñas y niños vivan su infancia y haya una verdadera justicia social para toda la población. Convocó a hacer una bandera común para defender la paz.

Refirió la violencia en Tamaulipas, que ha cobrado valiosas vidas humanas y “nunca hay palabras suficientes que den fortaleza”. Lamentó las muertes, amenazas, extorsiones y actos lacerantes que ha provocado el abandono de zonas, cuya población no tiene piedras, palos ni armas para defenderse. Por eso, “nos sumamos a la lucha de defender las realidades que reclaman niños y jóvenes para tener un espacio de libertad y verdadera justicia social”.

A nombre del PRI, el diputado René Juárez Cisneros sostuvo que para garantizar la seguridad de los mexicanos no debe haber mezquindades y no caben límites partidarios. Resaltó la responsabilidad para discutir y aprobar por consenso en el Congreso la Guardia Nacional, que será instrumento fundamental para enfrentar el flagelo de la inseguridad. Hizo votos porque se avance también en combatir la corrupción e impunidad.

Refirió un acuerdo razonable, tal vez no suficiente, pero permitió avanzar en una Guardia Nacional con vocación y mando civil que respete los derechos humanos, soberanía y federalismo y fortalezca los cuerpos policiacos estatales y municipales. Celebró la definición de un marco legal temporal para que las fuerzas armadas tengan certeza y certidumbre en el despliegue de sus tareas y en cinco años regresen a sus cuarteles.

El diputado Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla (MC) expresó que el grupo parlamentario respalda el dictamen porque la Guardia Nacional quedará bajo el mando civil, y recoge las opiniones vertidas por los expertos en la materia durante las audiencias públicas celebradas en las cámaras de Diputados y Senadores.

Con la reforma, añadió, se fortalece el federalismo al atender la demanda de los gobernadores a fin de apoyar a los cuerpos locales sin invadir sus atribuciones ni soberanía. “El presidente propuso y el Congreso dispuso. Se atendió la petición presidencial, pero se hizo con equilibrio de poderes”.

La diputada Verónica Juárez Piña (PRD) afirmó que es una reforma constitucional que logró el consenso de las fuerzas políticas que conforman el Congreso, por lo que subrayó: “Nos pronunciamos a favor de los cambios realizados en la Cámara de Senadores debido a que, en gran parte, fueron propuestas de la sociedad civil”.

Destacó la importancia de que la Guardia Nacional cuente con cuerpos especializados y especiales en materia de género. “La capacitación especializada para todos sus integrantes en materia de perspectiva de género y violencia feminicida es un contenido fundamental para nuestro grupo parlamentario”.

El diputado del PVEM, Marco Antonio Gómez Alcántar puntualizó que su fracción parlamentaria apoya la conformación de la Guardia Nacional y promoverá cualquier iniciativa que abone a brindar seguridad y contribuya a poner fin al crimen organizado.

Al reconocer el papel de las fuerzas armadas porque cumplen a cabalidad con el compromiso de defender a la población, agregó: “Hoy tenemos mucho que celebrar. Lo más importante es que nos pusimos de acuerdo en una modificación al texto constitucional que finalmente atenderá una problemática que tenía 12 años sin poder ser atendida”.

En su oportunidad, la diputada Ana Lucía Riojas Martínez (SP) afirmó que el dictamen no debe invisibilizar la discusión sobre el empoderamiento de las fuerzas armadas permanentes, “estamos ante un escenario de militarización de lo cotidiano y de las funciones del Estado sin precedente en los gobiernos postrevolucionarios de este país. A las víctimas de la violencia las ignoraron, les negaron la voz, las utilizaron”.

Subrayó que se debe agradecer el contrapeso de la sociedad civil y a las víctimas de la guerra, porque sus voces fueron las que a fuerza de incansable insistencia estuvieron con toda oportunidad avanzando los centímetros que el poder descuidaba.

En la discusión en lo general, el diputado Sergio Carlos Gutiérrez Luna (Morena) expresó que esta reforma permitirá que el Estado tenga una nueva fuerza policial que atienda las necesidades de paz que requiere México. “Son soluciones legislativas para atender el fenómeno de la inseguridad, a través de una Guardia Nacional con diseño civil. Además, tenemos mucho que agradecer a las fuerzas armadas”.

María Alemán Muñoz Castillo, diputada del PRI, afirmó que hoy se le da al Poder Ejecutivo las herramientas para recuperar la seguridad de los mexicanos. “Corresponde ahora a quienes hacen gobierno darle resultados a la sociedad. Esta reforma es el resultado de un arduo trabajo en favor de los intereses y las necesidades del país, consolidando la creación de un nuevo cuerpo de seguridad civil que buscará restablecer la paz”.

La diputada Mónica Bautista Rodríguez (PRD) hizo votos para que el Presidente de la República respete a cabalidad el espíritu civil de la minuta. “Estamos en total acuerdo de combatir la inseguridad con una Guardia Nacional civil, pero insistimos en que México necesita una estrategia integral de seguridad pública para recuperar la paz sin guerra y la paz con justicia. Con la Guardia Nacional civil se abrirá una reorganización y el proceso para profesionalizar a todas las policías existentes, incluidas las municipales y las estatales”

Por MC, la diputada Martha Tagle Martínez indicó que con el dictamen ganan las fuerzas armadas, quienes desde hace 12 años han exigido un marco legal que reconozca su función en las tareas de seguridad pública y les garantice que en un plazo de cinco años regresen a las actividades para las que fueron diseñadas. Además, el Legislativo tiene el compromiso de la normatividad secundaria, pero también los gobiernos locales de presentar a un diagnóstico de sus fuerzas armadas en el estado, de policías estatales y municipales.

El diputado Silvano Garay Ulloa (PT) consideró que el dictamen de la Guardia Nacional tiene que ser el ejemplo a seguir, porque surgió de un parlamento abierto y recogió la opinión de todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso. El instrumento, aseguró, será importante para combatir la delincuencia organizada que tanto ha afectado a México.

Del PES, el diputado Iván Arturo Pérez Negrón destacó que el documento fue resultado de las causas y luchas que están por encima de intereses e ideologías particulares. “Partió de la suma de muchas mujeres y hombres que tiene como prioridad la colectividad. Tuvimos la capacidad de consensar y sentar las bases de la Cuarta Transformación en materia de seguridad”.

Óscar Bautista Villegas, diputado del PVEM, reconoció el diálogo que permitió construir los acuerdos para crear la Guardia Nacional, porque será una corporación que cuidará la vida y libertad de las personas. Se aspira a subsanar la omisión jurídica en la que han operado las fuerzas armadas, al realizar tareas que le corresponden a las corporaciones civiles. “Es importante decir que se contempla la obligación de los ejecutivos locales para fortalecer a sus policías, y que el mando para la guardia es civil”.

El diputado Marcos Aguilar Vega (PAN) resaltó que el documento contiene aspectos fundamentales para que las autoridades tengan los elementos necesarios para realizar sus tareas de seguridad y justicia. “Si bien incorpora elementos castrenses, estarán bajo un mando civil. Es un triunfo que implica un reto para el Estado, de construir una institución de seguridad robusta”.

La diputada Juanita Guerra Mena (Morena) consideró que la guardia surge desde el Congreso con una reforma constitucional legítima por las voces más importantes en la materia, cuyo objetivo principal es que el Estado mantenga el equilibrio entre el orden social y el respeto a la libertad, que garantiza el derecho humano a la seguridad pública y a los gobernados.

El diputado Jacobo David Cheja Alfaro (MC) afirmó que valió la pena resistir para exigir un mando civil y no militar porque la guerra no hace la paz. Al hacer un reconocimiento al Senado de la República, al Ejército y la Marina puntualizó que la tarea en esta materia no termina hoy. Por eso, Movimiento Ciudadano seguirá siendo la voz de las y los mexicanos para plasmar en las leyes secundarias el estricto respeto a los derechos humanos.

La diputada Esmeralda Moreno Medina (PES) afirmó que la seguridad de los ciudadanos es un tema de Estado de gran importancia, ya que la implementación de la Guardia es acertada. “Es necesario apoyar la lucha en contra de los altos índices delincuenciales que se ha desatado en toda la República”.

Rubén Ignacio Moreira, del PRI, expresó que estarán atentos a los resultados porque, subrayó, autorizar el uso de las fuerzas armadas para labores de seguridad en la Guardia Nacional para los próximos cinco años, confirma el fracaso que hasta ahora ha significado la lucha civil contra la inseguridad. “Es una triste noticia, es el fracaso en la construcción de policías civiles, municipales, estatales y federales, de la coordinación y de muchos discursos. No hay que equivocarse, el éxito no radica en la votación de un nuevo cuerpo policial, porque el triunfo de lo que hoy se vota consistirá en el restablecimiento del orden y la tranquilidad”.

En términos de los artículos 100 y 102 del Reglamento, las iniciativas y proposiciones contenidas en el orden del día serán turnadas a las comisiones que correspondan, publicándose el turno en la Gaceta Parlamentaria.

Posteriormente, concluyó la sesión y se citó para el martes 5 de marzo, a las 11:00 horas.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: