LA BARRIADA

POR MARTIN AGUILAR

NO TIENE LA CULPA EL INDIO

Tal parece que la estrategia de la directora del Sistema de Transporte Colectivo, Florencia Serranía de echar la culpa al pasado no le funcionará esta vez, ya que, en menos de un mes, se han colapsado dos escaleras eléctricas del Metro, además de la fallas que ha habido en algunos líneas del metro, como son las escaleras en la estación Mixcoac, de la Línea 7, donde ocho personas resultaron heridas; fue el segundo accidente en menos de un mes, siendo que el 8 de febrero una mujer y su bebé resultaron lesionadas por una falla similar en Tacubaya.

Aunque ya es costumbre que el actual gobierno culpe al ex jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera de todas las calamidades que vive la Ciudad de México, a Mancera ya lo han hecho el villano de la película, pues, cuando algo malo le pasaba al equipo del futbolista, la culpa era de él, luego que la semana pasada se especuló sobre la probable salida de Serraníadel Metro, debido a la fuerte reprimenda que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaumle había puesto por tener hecho un mugrero a ese transporte y hoy vuelve a meter la pata.

Después de aquella regañada fue porque la jefa de Gobierno acostumbra a darse sus vueltas de incógnita en el Metro para checar personalmente la problemática del área y luego hacer señalamiento y todo el mundo sabe que Sheinbaum y Serranía son amigas y se llevan muy bien, y que la jefa acostumbra a exigir a sus colaboradores eficiencia, por lo que de inmediato se desvaneció el rumor de que la directora del Metro sería removida en ese momento.

Porque todo el mundo sabe que al día siguiente del primer accidente en que la madre y su bebé resultaron heridas, Sheinbaum juró y perjuró que se revisarían todas las escaleras del Metro para evitar algo similar y que no volviera a suceder y se sacó la declaración de la manga y a su amiga no hizo nada, porque volvió a pasar y en un lapso menor al mes, además de que el deslinde de responsabilidades que prometió entonces su administración nunca se dio.

Ante ese evidente fallo, el gobierno de la CDMX recurrió, de nuevo, al pretexto de culpar a la corrupción a las anteriores autoridades, algo que ya no les funciona y, en este caso, menos, hasta el más novato integrante del STC sabe que a principio de cada enero se deben firmar los contratos de mantenimiento de las escaleras eléctricas, que deben ser revisadas, por lo menos todos los días, ante la afluencia de millones de usuarios diarios.

Y esas escaleras tendrían que ser cambiadas en su totalidad cada nueve años, que es lo que recomiendan los expertos, pero algunas de ellas llevan más de 20 y siguen prestando el servicio y están peor cada día y si ahora Serranía dice que le heredaron contratos irregulares, con proveedores patitos, como ella dice, ¿por qué no los modificó, al menos los de las escaleras eléctricas? Y ¿Por qué espera a que le estalle una segunda bomba para hacer la denuncia?

La funcionaria no es ninguna novata en el tema, pues ocupó el mismo puesto durante la administración del presidente, Andrés Manuel López Obrador cuando fue jefe de gobierno y algo debió de haber aprendido, pero no se ve así y lo primero que hizo es a correr con Sheinbaum, que debería evaluarla en serio y si le conviene mantenerla, pues le está causando ruido en un sector muy delicado, como lo es el transporte más importante de la capital.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: