LA BARRIADA

POR MARTIN AGUILAR

DONDE MANDA CAPITAN

Luego que la semana pasada se anunciara la salida de Ricardo Rocha al frente del Canal del Congreso de la Ciudad de México y que llegaría a su fin este 31 de marzo, según acordaron los diputados locales, las versiones de que el periodista y su equipo habían ratificado su estancia en el área televisiva de Donceles por dos años más fueron desmentidas, y se sabe que, a partir del primero de abril, o sea hoy entra al relevo el exdiputado local Roberto Candía.

Candía, que fue suplente de una diputación de Morena que fue prestado al PES, Fernando Aboitiz, fungirá como Enlace del Canal del Congreso con el Canal 21 del gobierno capitalino, como parte de la fusión con miras a crear un sistema nacional de televisión oficial y aunque en el 2015, Rocha fue nombrado por cinco años para dirigir el proyecto televisivo en Donceles, fue informado que su renuncia sería inevitable y tendrá que entregar la estafeta a su relevo, lo que probablemente derivará en un litigio de tipo laboral.

Diversas publicaciones han dado cuenta de las intenciones del periodista por exigir una indemnización millonaria, ya que algunos estiman que solicitará 12 millones de pesos por la terminación adelantada del contrato y diversos gastos de producción y operación del canal, por lo que respecta a los trabajadores que laboraban en este proyecto bajo las órdenes de Rocha, los diputados informan que tenían un contrato como eventuales y que, al terminar el proyecto, termina cualquier vínculo laboral, por lo que muchos ya firmaron su finiquito.

Ahora lo que procede ahora es asegurar la operación técnica del canal en tanto se firma el acta de entrega-recepción de esa área y se decide de qué manera se finiquita la relación entre el Congreso y el periodista que funge aún como director, pero como en Donceles no están contentos si no se pelean, algunos diputados, encabezados por la morenista, Valentina Batres, ya están vendiendo la idea de que el área de televisión sea fusionada a la de Comunicación Social, lo que sería un desastre.

En primera, porque se entiende que el camino del Canal del Congreso va enfocado a una fusión con el del gobierno capitalino, pero sólo en materia de Televisión, no en comunicación social y segundo lugar que es lo más importante y es el interés que Valentinatendría de que el área de televisión sea coordinada también por alguien mucho muy cercano a ella, como es Ignacio Rodríguez Reyna, vocero del Congreso de la CDMX y aunque Batres no es ninguna tonta, quiere controlar todo; falta que la dejen quienes ya vieron sus intenciones.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: