LA BARRIADA

POR MARTIN AGUILAR

UN OJO AL GATO Y OTRO AL GARABATO

Luego que Integrantes del Movimiento Nacional Taxista en la Ciudad de México se movilizaron esta mañana frente a las instalaciones de la Secretaría de Movilidad, donde exigieron atención del secretario Andrés Lajous Loaeza para decirle que, si bien la estructura corrupta montada por la anterior administración permitió la llegada de las Empresas de Redes de Transporte mediante aplicaciones móviles, al actual gobierno le toca poner orden, anular la corrupción.

Cierto que fue un buen recurso de campaña de Claudia Sheinbaum prometer que, de ganar la Jefatura Miguel Ángel Mancera de Gobierno, desaparecería las controversiales fotomultas de, que resultaron un negociazo para sus cuates.

Ningún automovilista estuvo de acuerdo jamás con la prohibición de rebasar los 50 kilómetros por hora en la capital o ser multado, como si en esta ciudad de los embotellamientos y plantones se pudiera correr, pero para los perredistas, la impopular decisión de Mancera contribuyó a su derrota en 2018, y la promesa de eliminarla ayudó a que Sheinbaumganara.

Lo cierto es que, cuando ella llegó al gobierno, la funcionaria cumplió su promesa de cancelar a medias las multas a los infractores de tránsito, pero se sacó de la manga una sanción a los autos, que irían perdiendo puntos por cada infracción que cometan y sus dueños tendrían que hacer trabajos comunitarios para poder verificarlos.

A través de Lajous, anunció el nacimiento de las foto cívicas, que sancionarán ¡a las placas de los automóviles!, como si las láminas fueran sujetos sancionable y quienes conocen de leyes dicen que la medida es una verdadera vacilada, y que tiene tantos hoyos que hay más de una razón para que los dueños de los autos se amparen hasta que la Corte deseche esa idea por inaplicable.

Cuando existían las foto multas, el Poder Judicial amparó a automovilistas porque, al ser infraccionados sin avisarles, se les negaba su derecho a la defensa, ya que a veces se les notificaba de la sanción al momento en que se les negaba la verificación vehicular, ya que con esta nueva idea, al dueño tampoco se le respetaría su derecho a la defensa (a la placa menos, dicen en broma) y las sanciones serían anuladas.

Pero hay muchos más boquetes, pues no queda claro si Carlos Slim tendría que hacer trabajo cívico por los autos infraccionados de sus empresas; si la propia Sheinbaum por los de su gobierno o quién lo hará por algún discapacitado, por ejemplo.

Además, en México se abolió la esclavitud y la Constitución prohíbe obligar a alguien a trabajar sin remuneración, por aquello de las tareas comunitarias.

Lo peor es que Lajous ya ha sido advertido acerca de que sus fotocívicas, importadas del modelo español, nacieron muertas, pero el funcionario insiste en andar de lucido, lo que le puede costar un frentazo a su jefa, por lo que solo debería de cancelar las foto multas para que se deje de andar sin rodeos.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: