La Barriada

POR MARTIN AGUILAR

EL JUEZ POR SU CASA EMPIEZA

Ya es costumbre de los gobiernos morenistas entrometerse en los poderes, sabiendo que constitucionalmente no se puede, por lo que teniendo la mayoría en las Cámaras quieren aprovecharse para hacer y deshacer, como ejemplo está que el coordinador de la bancada morenista en el Senado de la República, Ricardo Montreal que pretende aumentar la Suprema Corte de Justicia de cinco a once ministros, por lo que esto causó molestia en algunos sectores, diciendo que el Presidente, Andrés Manuel López Obrador tendría el poder del Poder Judicial.

Y en el gobierno local no cantan mal las rancheras, como es el caso de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que tras enviar una polémica iniciativa, a fin de que los magistrados que ella proponga en el Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México puedan ser vitaliciosdividió no sólo al Congreso capitalino, sino a la fracción de Morena.

A mitad de semana la jefa de Gobierno pidió a los legisladores reformar la Ley Orgánica del citado tribunal, a fin de eliminar la cláusula que obliga a los magistrados a retirarse al cumplir 70 años de edad.

El argumento que expuso la funcionaria es que el porcentaje de las personas mayores se va incrementando en el país, y que, gracias a los servicios de salud, llegan en plenitud, por lo que la edad no debe ser limitante para realizar un trabajo digno.

En eso Sheinbaum tiene toda la razón, pero la trampita que quiso hacer fue limitar este beneficio solamente para los magistrados que se nombren de ahora en adelante —que, casualmente, le tocan a ella—, y que los actuales sí dejen el cargo por edad.

De eso se dio cuenta el perredista Jorge Gaviño, a quien no se le va una —lo ha de odiar la jefa de Gobierno—, y de inmediato dijo en tribuna que la iniciativa era discriminatoria, pues no beneficia a todos los magistrados viejitos, sino sólo a los que lleguen en adelante.

Si se aprobara esa ley, que está siendo analizada en la Comisión de Administración de Justicia que preside el moreno Eduardo Santillán, quien es catedrático en la Facultad de Derecho de la UNAM, generaría un caos por la lluvia de amparos que produciría

En primer lugar, porque la Constitución General de la República señala que ninguna ley será retroactiva, a menos que beneficie a los implicados, y los magistrados que se vieron obligados a renunciar por edad podrían ampararse para recibir los nuevos beneficios.

Es decir, se les tendría que devolver el cargo si demuestran estar física y mentalmente bien; el problema es que los lugares que tuvieron que dejar ya están ocupados por otros magistrados, a los que no se les podría exigir que dejaran las plazas.

En la actualidad, hay dos magistrados en proceso de retiro que están por cumplir 75 años, pues, cuando ellos asumieron, ésa era la edad límite; y cinco cercanos a los 70, como lo marca la actual ley, que serían los primeros en ampararse.

La advertencia del diputado Gaviño, acerca de que si se aprueba esta iniciativa tal como la manda Sheinbaum generaría un caos administrativo y jurídico, dividió hasta a los propios morenos, que dudan en apoyarla.

Las apuestas son, doble contra sencillo, que la iniciativa será rechazada.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: