Día Mundial de la Tierra 2019.

Por Victoria Carrasco Sánchez.

“Todo lo que le ocurra a la Tierra,

le ocurrirá a los hijos de la Tierra.”

Jefe Indio Seattle.

Invasión de osos polares en Rusia por el deshielo del ártico, nevadas en Hawaii; terribles incendios en California por la sequía que también afectó a Puerto Rico; además de ola de calor en Argentina, que también se pudo sentir en Australia con registros de hasta 50 grados y mientras en otra parte del mundo, el termómetro marcaba 30 grados centígrados en el norte de Europa ¡en pleno invierno! Y si agregamos entre otros fenómenos naturales las heladas en Chicago, con temperaturas más bajas que en la Antártida y otras reveladoras señales del cambio climático como el calor oceánico, el aumento del nivel del mar, la acidificación de los océanos y el derretimiento de los hielos marinos y los glaciares y las condiciones meteorológicas extremas solamente en el periodo de 2018 y primer trimestre de 2019; podremos darnos cuenta con todo ello, que el calentamiento global y sus efectos en el planeta, son ya una realidad y que “han sembrado la destrucción en todos los continentes”, como puede leerse en la versión provisional de la Declaración de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) sobre el estado del clima mundial en 2018. Asimismo, este informe muestra que:

[…] la temperatura media mundial durante los diez primeros meses del año superó aproximadamente en 1 °C a la de la era preindustrial (1850-1900). Este informe se basa en cinco conjuntos de datos relativos a la temperatura mundial mantenidos independientemente. -“No estamos bien encaminados para alcanzar los objetivos de la lucha contra el cambio climático y limitar el aumento de la temperatura”, declaró el Secretario General de la OMM, señor Petteri Taalas, que dijo además que -“las concentraciones de gases de efecto invernadero han alcanzado de nuevo niveles sin precedentes y, si se mantiene la tendencia actual, es posible que se produzcan aumentos de la temperatura de 3 a 5 °C para finales de siglo. Si utilizamos todos los recursos de combustible de origen fósil conocidos, el aumento de la temperatura será considerablemente mayor. Conviene reiterar una vez más que somos la primera generación que comprende plenamente el cambio climático y la última generación que puede hacer algo al respecto”, señaló el señor Taalas […]”*

Si todo esto no fuera poca cosa, salió a la luz pública, a finales del mes de abril de este año, un borrador de informe de la ONU obtenido por la Agence France Presse (AFP) que detalla cómo estamos destruyendo los recursos naturales de los que depende nuestra supervivencia ya que hasta un millón de especies se enfrentan a la extinción debido a la influencia humana, y donde se cataloga minuciosamente cómo la humanidad ha socavado los recursos naturales de los que depende su supervivencia. Y que enfatiza -“Debemos reconocer que el cambio climático y la pérdida de biodiversidad son igualmente importantes no solo para el medio ambiente, sino también para el desarrollo y la economía”, palabras que declaró ante la Agence France Presse el presidente de la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), Robert Watson, la organización encargada de redactar el informe para la ONU.

Por ello, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y el Acuerdo de París buscan la cooperación internacional entre las partes sobre educación, formación, concientización pública, participación pública y acceso público a la información sobre el cambio climático.

Y por esta razón, el día 22 de abril en la Sede de la ONU de Nueva York y dentro del marco del décimo aniversario del Día de la Madre Tierra, se celebró el noveno Diálogo sobre armonía con la naturaleza de la Asamblea General de la ONU, que giró en torno al tema “La Madre tierra en la aplicación de la educación sobre el cambio climático” y donde se enfatizó que servirá para discutir las contribuciones de Armonía con la Naturaleza y garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad para tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus impactos, e inspirar a los ciudadanos y las sociedades a reconsiderar cómo interactúan con el mundo natural para el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza y la justicia climática, y así garantizar que las personas en todo el mundo tengan la información y el conocimiento necesarios para alcanzar el desarrollo sostenible y los estilos de vida en armonía con la naturaleza.

Todo lo anterior, para prepararse para “Cumbre del Clima” que se llevará a cabo el 23 de septiembre de 2019 y que será organizada por el Secretario General de la ONU, António Guterres, para hacer frente al cambio climático y acelerar la implementación del Acuerdo de París para frenar el Cambio Climático.

Pero a pesar de todo este monumental trabajo que llevan a cabo la ONU y diferentes organizaciones científicas y ambientales; los esfuerzos palidecen ante la postura de mandatarios de grandes naciones como los EE.UU. ya que a pesar de que este país norteamericano es el segundo emisor (después de China) de contaminantes que ocasionan el cambio climático; su primer mandatario, Donald Trump, se niega a aceptar la realidad del calentamiento global y se ha salido de los Acuerdos de París e incluso ignoró mencionar el cambio climático en su discurso anual sobre el Estado de la Unión que presentó ante el Congreso de Estados Unidos el pasado 5 de febrero; a pesar de que en 2018 registró un aumento del 3,4 % (el mayor incremento en ocho años); según el informe “Emisiones Preliminares de Estados Unidos para 2018”.

Fue tan evidente la omisión de Trump, que varios miembros del Partido Demócrata dieron a conocer su “Nuevo Pacto Verde”, un paquete legislativo que busca llevar a cabo un cambio, hacia una economía basada en energías limpias y renovables durante los próximos 10 años.

Ante la apatía de los grandes contaminadores; solamente queda a la comunidad global, que de manera particular, trabajemos reduciendo las emisiones individualmente: usando menos el automóvil o sustituirlo por un auto que trabaja a base de energías limpias, reciclando o dejando de usar los plásticos, sembrando y cuidando árboles y plantas, respetando la vida silvestre y consumir cada vez menos carne… entre muchas otras acciones que podemos investigar y llevar a cabo para salvar a la Tierra y con ello, salvarnos a nosotros mismos y darles la oportunidad de disfrutar de la naturaleza a las próximas generaciones.

*Fuente:

https://public.wmo.int/es/media/comunicados-de-prensa/las-se%C3%B1ales-y-los-efectos-del-cambio-clim%C3%A1tico-se-mantienen-en-2018



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: