LA BARRIADA

CIEGOS, TONTO Y LOCOS

Los diputados del Congreso de la CDMX pecan de miopes, tontos o, de plano, muy flojos, pues, por andar levantando el dedo sin saber lo que aprueban, regaron el tepache en Donceles.

El pasado jueves, violando flagrantemente la Constitución, los diputados de Morena; sus rémoras del PT, PES, Verde Ecologista, y prácticamente todo el PAN, avalaron adaptar una ley a un reglamento.

Aceptaron modificar la Ley de Cultura Cívica para que las autoridades pudieran cobrar multas de tránsito, pues las habían implementado sin sustento jurídico.

Un día antes, el diputado Eduardo Santillán, presidente de la Comisión de Justicia, había defendido en tribuna el principio de que ningún reglamento estaba por encima de una ley constitucional.

Eso porque Morena violó el reglamento interno para avalar la Reforma Educativa enviada por el Congreso, sin cumplir con la cláusula de que debería ser presentada, al menos cinco días hábiles antes de su votación.

Como el lúgubre presidente de la Mesa Directiva, Jesús Martín del Campo, dijo que, por esta ocasión, sábado y domingo fueron considerados días hábiles, con lo que se cumplía con el requisito, aunque a los diputados se les haya notificado una noche antes.

Santillán subió a hacer una histriónica defensa para argumentar que la Constitución está por encima de cualquier reglamento; 24 horas después subía a señalar que, en esta ocasión, un reglamento llevaba mano sobre una ley constitucional; fue barrido en el debate.

Entre el perredista Jorge Gaviño y el panista DöringFedericohicieron pedazos a los morenitos y sus aliados del PT, PES y Verde Ecologista, quienes no entendían nada… porque no saben nada.

No les importó que los llamaran empleados del Zócalo, votaron a favor; la sorpresa fue que el PAN —que había sustentado las barbaridades jurídicas que se iban a cometer— votó con ellos… todos, menos Federico Döring.

El resto de los azules quisieron justificar lo injustificable: que la iniciativa estaba mal, pero que la apoyarían ¡por las ganas que le había echado Santillán!

Pero, en aras de seguir a la borregada, ni cuenta se dieron de que en las modificaciones a esa ley venía “escondida” la petición de criminalizar a quienes se dedican al comercio sexual y castigar a sexoservidores y clientes, incluso con penas corporales.

Vaya, un partido cuyos integrantes apoyaron la despenalización del aborto y los matrimonios gay, ahora discriminando a trabajadores sexuales; se vieron más mochos que el PAN.

Ahora, PT, PVEM, Morena y PES salen a pedir que se vuelva a violar la recién violada ley, porque “no se dieron cuenta” de lo que aprobaban. Que si se dedican a perdonar. La ley regresará al Congreso y ni las multas ni el comercio sexual serán castigados.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: