VICTIMAS DEL ACOSO Y DELITOS CIBERNETICOS

POR MARTIN AGUILAR

De acuerdo con el tercer Módulo sobre Cibera coso (MOCIBA) que se realizó el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) en febrero pasado, dio a conocer la prevalencia del acoso a través de algún dispositivo electrónico con acceso a la red, del total de personas de ese rango de edad, cuyo total es de 84.5 millones, el 73 por ciento utilizó Internet en algún dispositivo durante los tres meses previos a la encuesta. De ese segmento, el 16.8 por ciento fue víctima de algún tipo de ciber acoso.

Casi uno de cada cinco usuarios de Internet entre 12 y 59 años de edad ha sido víctima de acoso cibernético, destacando más el número de casos ocurridos a mujeres, el INEGI reportó mayor frecuencia en situaciones de acoso (17.7 por ciento), en comparación con la prevalencia para hombres, que fue de 16 por ciento.

Mientras que por edad, los adolescentes y jóvenes (12 a 29 años de edad) fueron quienes reportaron un mayor índice de situaciones en las que fueron expuestos repetidamente y de forma prolongada en el tiempo a acciones negativas con la intención de causar daño o molestias, por parte de una o más personas.

Detalló que las situaciones de acoso con mayor frecuencia fueron recibir mensajes ofensivos (40.1 por ciento), ser contactados mediante identidades falsas (31.4 por ciento) y recibir llamadas ofensivas (27.5 por ciento).

Se puede decir que poco más de mitad de las personas indicaron que en los últimos 12 meses previos a la realización del MOCIBA experimentaron más de una de las 10 situaciones consideradas como acoso cibernético, mientras que el 46 por ciento solo una, ya que las mujeres estuvieron más expuestas a insinuaciones o propuestas sexuales con 30.8 por ciento, mientras que solo el 13 por ciento de los hombres indicaron haber sufrido una situación de ese tipo.

En el caso de los fraudes cibernéticos, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) cataloga los fraudes cibernéticos como aquellas estafas que utilizan la red para realizar transacciones ilícitas. Muchas veces las personas que los realizan se aprovechan del desconocimiento o poco cuidado que se tiene al utilizar los servicios financieros en línea.

Como fue el primer trimestre del 2018, que de acuerdo a la Condusef, se realizaron 1.5 millones de quejas por posible fraude financiero, una alza anual de 42 por ciento. De éstas, 864,000 fueron por fraudes tradicionales y 639,857 por fraudes cibernéticos, por lo que el repunte en estos últimos fue de más de 50% en el periodo.

La Condusef refiere que el comercio electrónico es la compra-venta de bienes y servicios a través de Internet, cuyas transacciones se pagan con tarjetas de débito y crédito, por lo que debe ponerse mucha atención al momento de llevar a cabo las compras, pues no existe contacto directo con el vendedor y puede convertirse en fraude.

Las modalidades más recurrentes son: la sustracción de datos personales, contraseñas, nombres de usuario o números de tarjetas de crédito que pueden prestarse al robo de identidad.

También, en el que se pagó por la compra y nunca se recibió el producto; pero además al reclamar ante el vendedor, no dan respuesta alguna.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: