LÍDERES POLÍTICOS/NUEVAS REGLAS

Julio 23/19

LÍDERES POLÍTICOS

Jesús Belmont Vázquez

Nuevas reglas

*EU endurece medidas

*45 días más a prueba

Congreso de la Unión.- Al igual que sucedió durante el proceso de certificación de la lucha antidrogas impuesto por Estados Unidos a raíz del asesinato en 1985 del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, la estrategia migratoria de México está a prueba por parte del gobierno de Donald Trump y deberá ser sujeta a su aprobación o desaprobación ejerciendo el papel que le corresponde a la “migra” estadounidense.

En los hechos, el muro fronterizo con que tantas veces amenazó construir Donald Trump, está materializado en el río Suchiate por los elementos de la Guardia Nacional, siendo el ejemplo más claro de la seguridad geoestratégica que ejerce la Casa Blanca.

Solamente en junio pasado, nuestro país detuvo a 29 mil 153 migrantes, es decir, casi mil al día, la cifra más alta en un solo mes desde 2001, año en que la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación comenzó a registrar las estadísticas en la materia. Igualmente, el flujo migratorio en tránsito por el territorio nacional disminuyó 36.2 por ciento.

El riesgo es que la “certificación” de la estrategia anti migrante que México espera recibir está motivada más bien por situaciones caprichosas y electorales del presidente de EU, porque no hay metas específicas establecidas. Hoy puede decir que nuestro país cumplió y mañana que no.

En la práctica, México es un Tercer País Seguro, al convertirse en una “jaula” para los migrantes centroamericanos que ingresan a territorio nacional con el fin de llegar a Estados Unidos.

Ser un Tercer País Seguro supone que una nación de paso para los solicitantes de asilo en Estados Unidos los albergue mientras se realiza el proceso; eso es lo que México está haciendo.

En los 45 días de plazo que dio Estados Unidos a México para contener el flujo migratorio (acuerdo del pasado 7 de junio), un total 39 mil 267 migrantes han sido detenidos, y de ellos, 31 mil 146 deportados a sus países de origen.

Cuando nuestro país aceptó el acuerdo, se comprometió a desplegar miles de efectivos de la Guardia Nacional a través de las rutas más transitadas por los migrantes, incluidas por supuesto las fronteras norte y sur.

Por su parte, Estados Unidos amplió el programa Protocolos de Protección a Migrantes, que le permite enviar a territorio mexicano a solicitantes de asilo que entraron a su país por México, mientras hacen los trámites respectivos.

Pero el gobierno de Estados Unidos está endureciendo su postura hacia los migrantes. Desde ayer deporta inmediatamente, y sin derecho a un juicio, a los migrantes que no demuestren que han estado físicamente más de dos años consecutivos en territorio norteamericano.

La nueva regla señala que cuando los agentes de migración detengan a algún extranjero, ellos mismos determinarán durante la detención si el arrestado prueba que ha estado activamente en el país durante el tiempo estipulado para concederle presentarse ante una Corte, o de lo contrario será expulsado de manera expedita.

Hasta antes de esta nueva regla, la deportación expedita era una sanción a indocumentados detenidos dentro de los primeros 150 kilómetros a partir de la frontera y para los asegurados en cualquier otro lugar del país dentro de los primero 14 días de estancia.

En este tiempo, los migrantes capturados no tendrían derecho a comparecer ante un juez para quedarse en el país. A partir del décimo quinto día, podrían acudir a instancias judiciales a iniciar su trámite de asilo.

Con el cambio, la deportación expedita se aplica a todos aquellos migrantes que tengan menos de dos años como indocumentados y/o no se hayan presentado a sus juicios orales para darle seguimiento a una solicitud.

Además, la consideración de deportar al migrante o permitirle iniciar o seguir un juicio queda “a consideración de los agentes de migración”. En pocas palabras, la “migra” decidirá su suerte.

Pero mientras Estados Unidos endurece su política migratoria, el canciller Marcelo Ebrard y el secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, acordaron prolongar el acuerdo migratorio 45 días más hasta satisfacer las demandas del presidente Trump.

Jesus.belmontt

—oo0oo—



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: