LA BARRIADA/DIME CON QUIEN ANDAS

POR MARTIN AGUILAR

Luego del bochornoso espectáculo de los morenos en el Senado para imponer a Rosario Piedra como presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, se entiende por qué Ernestina Godoy dice que no le importa que la llamen “fiscal carnal” en la capital.

Y es que si con la señora Piedra los senadores morenos no se tentaron el corazón para violentar no sólo las bases de la convocatoria sino la propia ley –porque su candidata no cumplía prácticamente ningún requisito–, con Godoy la cosa será más fácil en Donceles.

Hay que recordar que el martes pasado se cumplió el plazo para que quienes aspiraran a encabezar la Fiscalía General de la ciudad se inscribieran y lo hicieron once personas, incluyendo a la propia procuradora capitalina.

Qué pena que diez de ellos vayan a perder su tiempo haciendo el caldo gordo a Godoy, a quien los diputados locales confeccionaron un traje legislativo, adaptando la Constitución de la CDMX a su medida, porque no cumplía los requisitos.

¿Cómo se debe tomar eso de que no le importa que la llamen “fiscal carnal”?

¿Cómo una declaración cínica porque sabe que desde Palacio Nacional se ordenó que ella fuera la fiscal, sin importar lo que se tuviera que hacer y le vale lo que piensen los demás?

¿O como el acatamiento de una instrucción presidencial para que las instituciones más importantes queden en manos de “floreros” que sólo le respondan a la 4-T?

Porque Morena impuso primero a Alejandro Gertz Manero como fiscal general de la República, aunque a diferencia de Ernestina y de la propia Piedra, él sí tiene credenciales de sobra para el cargo.

Como quiera, a nivel federal la 4-T ya se hizo de la FGR, la CNDH, el Congreso, parte de la Suprema Corte y va por los órganos autónomos como el INE, al que quiere desmantelar antes de la consulta para la revocación de mandato, pues ese organismo la organizaría.

Por eso, en la CDMX algunos deben poner sus barbas a remojar, pues Claudia Sheinbaum ya se hizo del Congreso local, el Sindicato de Trabajadores, el Tribunal de Justicia, el Tribunal Administrativo, el Info-DF y va por la Fiscalía con la dócil Ernestina.

Desafortunadamente para ella, la legislatura pasada de la entonces ALDF designó a Nashieli Ramírez al frente de la Comisión de Derechos Humanos local, que si bien no ha sido beligerante con el nuevo gobierno, de ninguna manera se puede decir que le pertenece.

Y, en una de ésas, que se cuide el Instituto Electoral de la CDMX, porque ya se vio que la 4-T quiere a puros “floreros” en los puestos clave que le pudieran significar algún contrapeso.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: