Cómo comodato el gobierno capitalino disfraza la expropiación ilegal para construir el metrobús

Martín Aguilar

Socios de la empresa Expreso Cafetales Troncoso, S.A de C.V (ECTSA) denuncian que con las figuras para adquirir 76 autobuses articulados para el Metrobús mediante arrendamiento financiero y su entrega a la empresa operadora a través de comodato, el Gobierno de la Ciudad pretende realizar una expropiación disfrazada, contrario a las declaraciones de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, de que son para su beneficio.

Estas figuras que intenta imponer el Gobierno de la Ciudad de México a través del órgano descentralizado para el transporte de pasajeros, Metrobús, generan “inseguridad jurídica y económica hacía la empresa operadora”, expresó el presidente del Consejo de Administración de ECTSA, Fernando Leal, que agregó que estos movimientos son ilegales.

Los miembros de la empresa de concesionarios que hoy operan en el Eje 3 Oriente, entre el Metro San Lázaro y la Glorieta de Vaqueritos a través de las Rutas 12 y 108, concluyen que mediante el comodato los autobuses les podrían ser retirados por el organismo Metrobús “bajo la figura de interés público, dejando en consecuencia en la quiebra total a la empresa operadora del corredor vial concesionado, ECTSA”, lo cual expresó Fernando Leal, sería una expropiación disfrazada.

“Metrobús no cuenta dentro de sus facultades expresas en su Ley Orgánica y en consecuencia en ningún Manual de Procedimientos Administrativo, competencia para realizar contratos de Arrendamiento y de Comodato, ya que dicho organismo se debe limitar de acuerdo con su decreto de creación, a labores de coordinación, control y vigilancia, de las operaciones que dentro de los corredores de transporte vienen realizando las empresas operadoras previa concesión otorgada”, expresaron en un comunicado a los medios de información y a la opinión pública.

El escrito dice que los recursos que los recursos económicos con los que se pagará el contrato de arrendamiento “no provendrán de la fiduciaria ni del fideicomiso”, sino que “vendrán del trabajo de la empresa operadora ECTSA, que será la que terminará pagando dicho arrendamiento sin que haya mediado voluntad de esta última en la firma de dicho contrato de arrendamiento”.

La empresa ECTSA, que también exige su derecho a ser incluida dentro de la ampliación de la Línea 5 del Metrobús porque su director general Fernando Capuano Tripp quiere entregar la concesión a otra compuesta por solamente dos socios.

Porque ellos pagarían el arrendamiento sin tener decisión en las condiciones en que se firme y porque el comodato “nos dejaría expuestos a perder nuestro patrimonio sin que medie ningún tipo de indemnización (y) con ello se estaría realizando una expropiación disfrazada de los medios de producción de ECTSA, en este caso los autobuses” es que los concesionarios de las Rutas 12 y 108 integrados en la empresa de Expreso Cafetales Troncoso, rechazan la forma cómo de manera autoritaria el Gobierno de la Ciudad quiere cambiar las condiciones de operación del sistema Metrobús.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: