Recomendaciones legales y fiscales para proteger a empresas por el Covid-19

Rebeca Marín

A nivel internacional se está viviendo una crisis general sanitaria por el Covid-19, ya que estevirus es de fácil propagación, pero aún se desconoce mucho. Esto llevó a que las autoridades de salud de varios países tomen medidas sanitarias para proteger la salud de la población.

El covid-19 también está teniendo impacto en las empresas y sus operaciones comerciales, legales y fiscales. De acuerdo con con algunos especialistas, estos hechos deben ser tomados en cuenta para implementar medidas preventivas y son:

Identificar a un trabajador con síntomas del covid-19 dentro de una empresa conlleva una serie de acciones preventivas que pueden frenar o llegar a interrumpir las operaciones de la misma.

Poner en cuarentena a uno o más trabajadores contagiados por el virus, o bien cerrar las instalaciones de los centros de trabajos por un tiempo especifico, como ha pasado en algunos países, implica que las empresas en México deben implementar un plan de acción preventivo.

Como punto de partida, debe de existir un protocolo de higiene y detección temprana de posibles brotes de la enfermedad. Además, deben existir políticas laborales respecto a la ausencia de los trabajadores. Esto para evitar temas de despidos injustificados por faltas a laborar, así como abusos por parte de los trabajadores enfermos.

Por otro lado, en la medida de lo posible y cuando las actividades de las empresas lo permitan, se pueden implementar políticas y programas de trabajo a distancia o home office.

En caso de que se llegue a decretar una alerta sanitaria o una cuarentena obligatoria, será necesario tener un plan de contingencia y es para mantener un estrecho contacto con los trabajadores y, en su caso y cubrir los salarios de los empleados debido a hechos extraordinarios.

Otro tema relevante a considerar son los empleados clave de las empresas. Estos pueden ser los representantes legales o los encargados de las áreas: nómina, tesorería, recursos humanos, entre otras. Porque si llegaran a enfermar se deberá de contar con el apoyo y capacitación de otros empleados o apoderados legales adicionales. Esto para que realicen de manera provisional las funciones necesarias. Así no se afectarían las operaciones clave de las empresas, durante una posible suspensión de operaciones.

Una empresa también pueden ver afectadas sus operaciones por falta de personal o el cierre de una o más de sus instalaciones. Esto pudiera dar lugar a que no cumpla sus obligaciones como proveedora, de la forma que fue contratada con sus clientes.

Por eso, es conveniente que se tenga una estrecha comunicación con los proveedores y clientes. Es recomendable anticiparse a cualquier problema y de mutuo acuerdo llegar a una solución favorable para todas las partes involucradas.

En los contratos que se tengan próximos a celebrarse, es conveniente establecer cláusulas excluyentes de responsabilidad. Estas clausulas serían generadas por cuestiones de salubridad general, o por casos fortuitos o de fuerza mayor. todo vinculado con el tema de salud del covid-19.

Es importante que en aquellos casos en que existan contratos en donde se tengan negociadas cláusulas penales por incumplimiento de contrato, o pactado intereses moratorios.

La “teoría de la imprevisión” conocida en el derecho como cláusula “rebus sic stantibus”, permiten a las partes contratantes, la revisión de las obligaciones y contratos cuando, por circunstancias sobrevenidas, se modifica sustancialmente el equilibrio económico de un contrato, y a una de las partes le resulta imposible o muy gravoso su cumplimiento.

Dentro de las empresas se debe de tener implementado un protocolo preventivo para cumplir con las obligaciones fiscales que se tengan que cumplir en tiempo y forma. Esto para evitar incurrir en sanciones o multas innecesarias o la cancelación de los sellos digitales, acorde con las nuevas reformas la Código Fiscal de la Federación (CFF), vigentes a partir de enero de 2020.

Por lo dicho antes es necesario cumplir con sus obligaciones fiscales, en caso de que la persona encargada de dichas responsabilidades esté incapacitada o en cuarentena y no tenga acceso a las herramientas tecnológicas y/o acceso a los portales bancarios para cumplir con las obligaciones fiscales de las empresas.

La misma recomendación se debe de tomar en cuenta, en materia de enviar los avisos relacionados con las obligaciones en materia prevención de lavado de dinero, ante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Las empresas pueden verse afectadas en su operación e ingresos, en caso de que sus empleados o directivos puedan llega a enfermar por causa del covid-19.

Es recomendable tener un plan de acción que permita a las empresas tomar decisiones correctas y oportunas. Esto para sobrellevar de la mejor manera posible el proceso de control sanitario que se pueda llegar a implementar, para prevenir o controlar el covid-19.

Las empresas deben de establecer los protocolos internos necesarios, para poder cumplir en la medida de lo posible, con sus obligaciones laborales, fiscales y legales en general, para no afectar sus operaciones futuras.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: