La Barriada/Martín Aguilar/Falta sólo uno más

Luego que este fin de semana se cumplieran seis años de la desaparición de los 43 normalistas y que los mismos padres marcharán en la CDMX para conmemorar dicho acto y tras el informe del Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, afirmó que el gobierno de Enrique Peña Nieto distorsionó con encubrimientos, mentiras, escándalos mediáticos y ocultamiento de pruebas, los hechos en torno al caso Ayotzinapa para impedir el acceso a la justicia para las víctimas.

El estableció que los estudiantes intentaban trasladarse a la Ciudad de México a bordo de autobuses la noche del 26 de septiembre de 2014 cuando se desarrollaba un enfrentamiento entre grupos de crimen organizado que dejó esa noche un saldo de 80 muertos en la región de Iguala.

Y que no cabe la menor duda de que el Gobierno anterior, en todas sus instancias, desde la cúspide del poder, hasta los operadores más elementales-, encubrieron, mintieron, torturaron, realizaron falsas diligencias y trataron de ocultar, con impunidad y con escándalos mediáticos, una trama que ahora se ha logrado exhibir en toda su crudeza y realidad.

Pese a que algunos ex funcionarios de la desaparecida Procuraduría General de la República cuentan con órdenes de aprehensión como Tomás Zerón, entre otros, hay algunos que actualmente laboran en los gobiernos de la 4T y ni siquiera son investigados o por lo menos llamados a declarar.

Como es el caso de la figura de Omar García Harfuch, que se ha convertido en la principal protagonista de historias de terror. Durante la semana, el titular de Seguridad en el gobierno de Claudia Sheinbaum, se la pasó hablando del atentado que sufrió en las Lomas de Chapultepec, cabe recordar que el funcionario capitalino, salió vivo de ese ataque.

Pero García Harfuch, también tiene una historia negra que jamás va a contar (a menos que sea investigado por las autoridades). Resulta que el consentido de Sheinbaum, es mencionado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La periodista Anabel Hernández, señaló que Omar García Harfuch, fue comisionado de la Policía Federal en Guerrero entre 2013 y 2015. “Antes y después de Ayotzinapa, él era el único y total responsable de lo que hacía o no hacía la Policía Federal en Guerrero”, enfatizó.

Agregó que el nombre de García Harfuch, apareció en la agenda de Sidronio Casarrubias, líder del cártel de Guerreros Unidos, grupo criminal que habría desaparecido a los 43 estudiantes.

Estos datos, por supuesto, jamás lo dirán ni #AndrésManuelLópezObrador, ni el Fiscal, mucho menos Claudia Sheinbaum.

En resumen, la Cuarta Transformación, está lleno de delincuentes.

Lo peor de todo, es que estos delincuentes luego se hacen los “mártires”.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: