Aeroméxico en picada y sus trabajadores son los más afectados

Rebeca Marín

A un mes de comenzar la contingencia sanitaria en México, un video corporativo que apelaba al capital humano de Aeroméxico, comenzó a circular en redes sociales.

Bajo el lema “Juntos cuidaremos de las alas del Caballero Águila”, la campaña buscaba incentivar a que personas de mantenimiento y sobrecargos, entre otros trabajadores de la aerolínea, tomaran permisos sin goce de sueldo a través de sus respectivos sindicatos.

Esto dio inicio a un camino de incertidumbre para el personal, pues las circulares informativas sindicales comenzaron a llegar, pero estos comunicados con el tiempo han ido desapareciendo, sin dejar rastro de la petición hecha.

En julio pasado, Aeroméxico comenzó una reestructuración financiera apegándose al capítulo 11 de la Ley de quiebras de Estados Unidos, y con ello se incrementó más la duda de quienes trabajan en la aerolínea que cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores, porque también se desconoce cómo serán las nuevas condiciones de negociación de su contrato colectivo de trabajo y cuántos empleos están en juego.

La falta de comunicación del Sindicato de Trabajadores de la Industria Aeronáutica (STIA) con quienes laboran en Aeroméxico Connect (AMC), las tensiones entre el gremio de pilotos y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) y los descansos forzados sin paga, han orillado a que los empleados se manifiesten en redes sociales, ya que los despidos han comenzado en otras áreas de la misma empresa.

Desde el blog “Sobrecargo informa” y en su página de Facebook, Garmendía expone desde el 2006 la comunicación que le llega desde el interior de las empresas aeronáuticas en México.

Ha dado a conocer cómo es que claramente Aeroméxico se encuentra en una situación económica delicada y próximamente deberá recortar parte de su personal para dar seguimiento al capítulo 11.

Así como Garmendía, fuentes que laboran o estuvieron en Grupo Aeroméxico conversaron de manera anónima con Reporte Índigo, externando sus inquietudes y la falta de apoyo por parte de STIA y la empresa de aviación, para llegar a una resolución en torno a cómo procederán los despidos que en teoría deberían suceder antes de diciembre.

“Ellos buscan ahorrar costos en todo, lo primero que van a hacer es reducir la planta laboral a la mitad, y lo segundo es meterse al contrato colectivo de trabajo y ver qué cosas le pueden recortar (…) esto nos afecta mucho, porque nosotros tenemos un sueldo bajo, el sueldo de sobrecargo mayor está en 15 mil pesos mensuales”, externa Amelia, auxiliar de vuelo en la aerolínea.

Recientemente Amelia sufrió un accidente de trabajo, consecuencia de la falta de operadores capacitados para una maniobra en tierra.

“Ok, vas a reducir a tú personal y ¿qué tanto vas a reducir tus operaciones? Porque también puede prestarse que ‘voy a reducir mi personal’, con este pretexto de pandemia, y a este personal ¿hasta qué punto vas a estarlo exprimiendo?”, explica Bessie, quien trabajó en AMC y fue finiquitada en 2019 después de más de una década de servicio.

El analista independiente del sector aeroportuario Fernando Gómez Suárez, señala que tanto Aeroméxico como otras empresas aeronáuticas y su filial AMC, se aprovechan de que hay argucias legales que les facilitan sacar provecho de este capital humano, que tarde o temprano paga las consecuencias y no el corporativo aéreo.

“Hace falta hacer unos ajustes en ese sentido, precisamente para cuidar y garantizar la salud física, emocional y psicológica de todos los empleados, pero sobretodo garantizar el buen servicio al pasajero, porque esto trae repercusiones en la demanda del mercado, o sea yo con qué confianza voy a volar en esa aerolínea, si veo lo que está pasando porque no tiene personal”, subraya en videollamada el consultor.

Según el oficio público estadounidense, expedido por el Tribunal de bancarrota de Estados Unidos del distrito sur de Nueva York, se tendría que proceder a la liquidación de 616 auxiliares de vuelo en Aeroméxico (dos mil 727 plazas vigentes) y 150 sobrecargos de AMC (actualmente la planilla completa es de 647), además ASPA evalúa que alrededor de 200 pilotos (de un plantel de mil 800) perderían su empleo, estos movimientos Grupo Aeroméxico los tiene contemplados para antes de diciembre próximo.

La compañía del Caballero Águila presentó un reporte económico de resultados fechado el 20 de octubre, haciendo un comparativo con respecto al año pasado, en el que explica que los ingresos del segundo y tercer trimestre del 2020 fueron de 2 mil 608 millones y 4 mil 670 millones de pesos, respectivamente, siendo una caída del 84.5 por ciento y del 74.5 por ciento en comparación con los mismos periodos del 2019.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: