Echándole la culpa al pasado, no se resuelven los problemas del presente

Gloria Brito Nájera

Era muy difícil que alguien se hiciera ilusiones de que el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), fuera a tener cambios sustanciales, con respecto al año pasado, y así fue. El PEF se autorizó por parte de los diputados de Morena y sus aliados sin cambiarle prácticamente una sola coma, tal y como lo propuso el presidente López Obrador, con los mismos criterios que el presupuesto del año pasado. Sumando recortes y más recortes a los que ha venido haciendo Morena a lo largo de los dos años de su gobierno.

Además de los que ya se le habían hecho al sector Salud, a los ramos 32 y 23 con que se construyen las obras de servicios; la desaparición de los fideicomisos, del FONDEN; con este presupuesto se vieron afectados por los recortes en la propuesta, varios estados y miles de municipios, además del INE y el Tribunal Electoral a quién le quitan 2 mil millones de pesos para destinárselos a la compra de votos. Y lo más grave, no se etiquetan recursos para la vacuna contra el COVID-19 cuando en México ya rebasamos las 100 mil muertes por este virus, (cifras oficiales, pues según cálculos científicos por lo menos son tres veces más, a estas alturas nadie desconoce que el gobierno morenista comete una violación de subregistro de la enfermedad), cientos de miles de pérdidas de vidas humanas, cientos de miles de familias en duelo por la pérdida de algún familiar o amigo.

La situación para los mexicanos es cada vez más grave. Este año han surgido crisis que no estaban tan agudas como en el año pasado; la crisis de salud y la económica: además del COVID-19, muertes de niños con cáncer; una drástica caída del PIB de menos 10 puntos negativos; pérdida de 20 millones de empleos.

¿Qué se está castigando, con los últimos recortes? la infraestructura de las colonias y pueblos, la de la gente que por años ha quedado en el olvido. Solo hay recursos para construir cinco carreteras en todo el país, con menos de 2 mil millones de pesos, antes había recursos para cien carreteras de impacto. El campo ha perdido el 50 por ciento de los beneficios que recibían antes de que iniciara este gobierno, o sea, Morena han desmantelado el apoyo al campo. De la misma manera ha destruido prácticamente al sector Turismo, de modo que, a esos sectores tan importantes de la economía, los morenistas los han echado abajo. ¿A qué le están destinando recursos? a la refinería Dos Bocas, también inundada como Tabasco y Chiapas; al tren Maya que no se termina de construir; al aeropuerto de Santa Lucía.

¿Dónde está el apoyo a los damnificados de Tabasco? ya desaparecieron el FONDEN y en la propuesta del PEF los diputados de Morena no programaron fondos para las más de cien mil viviendas dañadas con más de 900 mil damnificados que están bajo el agua, de 305 comunidades, que no tienen comida, ni en donde guarecerse. ¿No es esto una traición de los diputados de Morena para quienes votaron por ellos? ¿no es una burla del presidente, que sólo sobrevoló la zona recomendando a los afectados que se fueran con sus familiares a protegerse? sin bajar del helicóptero para presenciar la desgracia de sus paisanos, sin mojarse como ellos, porque dijo, se podía enfermar. Cuando la responsabilidad de velar por los mexicanos es del gobierno. A estos actos no se le puede llamar de otra manera, son un crimen de lesa humanidad cometido por el partido de Morena.

Y si a esto le agregamos que para calcular la propuesta de ingreso del recurso que se gastará el próximo año “el gobierno federal infló sus ingresos esperados para 2021” y ya ordeñó todos los fondos de emergencia, con esto lo más seguro es que Morena seguirá con el ejercicio de recortes y más recortes. “El sistema fiscal vigente no da para más. La recaudación que se obtiene por concepto del IVA ya no alcanza ni siquiera para pagar pensiones vigentes, las del IMSS o las de adultos mayores” declaró el exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa.

Este presupuesto centralista de recortes está pensado para la elección de 2021. Asegurar el voto para Morena, con recursos que pagamos todos nosotros a través de los impuestos. Ese recurso, no les va a llegar a todos los mexicanos, solo al padrón que está calculado de acuerdo al número de votos que pretende ese partido.

¿Qué debemos hacer los mexicanos? Unirnos. Crear un Frente de oposición enérgico amparados en los artículos sexto, octavo y noveno de nuestra Constitución, que nos garantizan el derecho a organizarnos y manifestarnos. El pueblo de México debe abrir los ojos y darse cuenta que Morena no sabe gobernar, que se dedica a echarle la culpa a los conservadores, pero así no se van a resolver los problemas que cada día crecen. Echándole siempre la culpa al pasado no se va a resolver el Presente. Que el frente sea la puerta de salida de la 4T, de la ignorancia, de la insensibilidad.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: