Ciudad de México, pandemia desbordada

Gloria Brito Nájera

En la encuesta de opinión entre habitantes de nuestra ciudad en el diario “El Financiero” de 10 de diciembre, a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum se le otorga el 50% de aceptación general al desempeño del gobierno, quizá por algunas obras de relumbrón profusamente anunciadas en los medios, pagadas con nuestros impuestos, obras a todas luces insuficientes en número y cuantía ante todas las necesidades que tiene nuestra ciudad.

Y en cuanto al tratamiento del Covid-19 que ya ocasionó cerca de 20 mil muertes sólo en la CDMX, la calificación obtenida por la Jefa de Gobierno es 70%; alta calificación que supone buen desempeño en el rubro de salud pública. Sin embargo, nada más alejado a la realidad de los hechos, los mismos muertos por la terrible pandemia son un mentís rotundo al resultado de la encuesta.

A pesar de contar este año con un presupuesto de gobierno de 238 mil 975 millones de pesos (casi un cuarto de billón de pesos), el monto de estos recursos que deberían ser destinados por la Jefa de Gobierno al combate a la pandemia, no se ve. Veamos el siguiente reporte oficial del propio gobierno de México del 12 de diciembre: dice textualmente que la disponibilidad de camas de urgencia para los infectados por COVID en los 25 hospitales oficiales existentes en la zona metropolitana, incluyendo los municipios del Estado de México conurbados a la Ciudad de México: veinte en total están saturados sin disponibilidad; cuatro con 11 camas solo para hospitalización, y uno, el Hospital General de Zona tiene únicamente tres camas de urgencia. No hay lugar en ninguno para atender a los infectados por COVID. Sin embargo, no se puede argumentar que no hay recursos, se trata más bien de que a la salud de los capitalinos no se le destina lo que verdaderamente necesita. Esta es una de las razones que explican tantos muertos en los cuatro puntos cardinales de la antes orgullosa gran capital del país.

Otra de las razones, que sobresale, es la total dependencia de Claudia Sheinbaum a las decisiones y caprichos del presidente, a quien le debe el puesto para ser la Jefa de Gobierno de la codiciada CDMX. Por otro lado, se dice, que es la posible sucesora de López Obrador, para el próximo sexenio. Esto explica el hecho de que, Claudia Sheinbaum, primero obedecerá ciegamente la política fallida en el manejo del COVID del presidente, antes que hacer con responsabilidad lo que por ley es su deber: cuidar, en primer lugar, la vida de sus gobernados, los ocho millones y medio de habitantes que sufrimos en la capital de nuestro país.

El sometimiento total de la Jefa de Gobierno a las políticas desatinadas, no solo en materia de salud, de López Obrador es aceptado públicamente por ella misma; su idea al respecto la expresó con bastante claridad cuando periodistas le preguntaron del porqué la saturación de los hospitales, los contagios disparados y la actividad comercial, industrial y de servicios, entre ellos el transporte público funcionando, se le cuestionó “por qué no anunciaba el semáforo rojo de confinamiento”, firme, la Sra. Sheinbaum contestó: “…las decisiones de la ciudad las tomamos nosotros en coordinación siempre con el Gobierno de México porque así debe ser ” la conclusión es clara. Falta al frente de los capitalinos una persona con opinión y voluntad propia que por encima incluso del presidente ponga en primer lugar los derechos de sus gobernados. En este caso, luchar por la vida de sus representados.

La CDMX dijo un periodista, huele a sangre. Claudia Sheinbaum está sentada sobre miles de muertes. El COVID ronda por todas partes y no hay lugar en hospitales, no se anuncia el semáforo rojo, ni él confinamiento, los gobiernos de Morena se lavan las manos, dejan caer la responsabilidad que les corresponde sobre las espaldas de la gente. ¿Cómo es posible qué a este gobierno, al gobierno de morena, no le importe que su negligencia y su omisión esté provocando tantas muertes? ¿Qué no le importe que esté aumentando el sufrimiento de tantas familias en luto? ¿Y que en lugar de atender con responsabilidad esta pandemia, destinándole recursos necesarios y suficientes, el dinero se destine para asegurar votos del próximo año, para que Morena conserve el poder?

El deber de los que queremos una nueva sociedad, un país mejor, es incrementar la denuncia hacia la política de los morenistas, y organizarnos para llevar al poder a representantes genuinos.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: