La Barriada/Martín Aguilar/El buen juez por su casa empieza

Desde finales del año pasado, Claudia Sheinbaum dejó en claro que las cosas se pondrían duras para su gobierno, este año iba a destapar algunos expedientes que la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México ha estado preparando, sobre todo contra personajes de oposición.

En este contexto, llama mucho la atención que, justo ahora, cuando los problemas de seguridad, transporte, economía y salud la empiezan a desbordar, salga a la luz la investigación penal en contra de Mauricio Toledo por enriquecimiento ilícito.

El anuncio lo hizo la fiscal Ernestina Godoy en persona y no su vocero, Ulises Lara —según la costumbre—, como para dejar claro el mensaje político que el gobierno capitalino quiere enviar a sus adversarios.

Y no es que Toledo sea una blanca paloma, por supuesto, ¿pero por qué ahora que las cosas no van nada bien para Claudia es cuando la Fiscalía decide hacer pública la investigación? Y no sólo eso, además pide a la Cámara de Diputados el desafuero del legislador.

Sobre todo, porque, primero con el Verde Ecologista y ahora con el Partido del Trabajo, el diputado federal ha sido un aliado de la 4T, pues invariablemente ha votado en favor de las iniciativas enviadas por Andrés Manuel López Obrador.

Una de las razones es que Toledo fue uno de los principales detractores de Sheinbaum en su campaña para jefa de Gobierno, al grado de que los propios morenos lo acusaron de haber enviado a golpeadores para agredirlos en los mítines que realizaron en Coyoacán.

Para nadie es un secreto que la gobernante no lo puede ver ni en pintura, aunque es un aliado que incluso fue designado por el PT para coordinar la campaña de ese partido en Michoacán.

La denuncia contra Toledo coincide con el anuncio de Manuel Negrete de renunciar a la alcaldía de Coyoacán —en donde lo hizo ganar el hoy diputado petista—, por lo que está claro que los morenos quieren tomar el control de ese territorio para recuperarlo en junio.

Lo más lógico sería pensar que la cosa va por ahí, pero nadie puede negar que este caso sería un gran distractor en estos momentos difíciles para Claudia que, por otra parte, generó gran inconformidad entre las bases de Morena al llevar a Julio César El Nenuco Moreno al partido.

Quizá con la cabeza de Toledo pueda calmar un poco la rebelión interna que se gesta por la llegada de El Nenuco.

O, con este show, ocultar un poco la tragedia de cientos de personas en la capital que no encuentran camas disponibles en hospitales ni oxígeno para sus enfermos de covid-19 y tienen que verlos morir. O de la falta de empleo y del quiebre masivo de empresas y pequeños negocios.

Y ni qué decir de las terribles fallas del Metro, que por falta de inversión en su mantenimiento tiene semiparalizado el sistema, que es la columna vertebral de la CDMX.

Y podrían ser cualquiera de estas cosas —o todas juntas—, pero lo que sí queda claro es que Claudia va por todas las canicas y está dispuesta a aliarse con el mismo diablo de ser necesario.

Por lo pronto, ya mandó a Godoy a la caza de Miguel Ángel Vásquez, Raymundo Collins y Toledo, para empezar. Porque cuando se trata de presentar casos contra delincuentes, por muy pesados que sean, la fiscal manda a su vocero a dar la nota.



Categorías:Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: