De sinsabores y tristezas que la pobreza trae consigo

Nancy Grajeda

El 71 % de las personas fallecidas por Covid-19 en México vivían en condiciones de pobreza de acuerdo a un estudio realizado por la UNAM titulado “Mortalidad por Covid-19”.

Esto comprueba una vez más que esta pandemia ha afectado mayormente a la población más vulnerable, a los más pobres que vemos todos los días mueren por miles, la mayoría de las veces sin recibir atención médica o afuera de los hospitales porque ya no hay espacio.

Este estudio también reveló que la crisis de una vivienda digna en México con servicios básicos como agua potable, drenaje, luz eléctrica ha elevado los brotes de contagios del Covid-19 ante el confinamiento que se vive entre las familias que padecen esta condición tan lamentable, o sea, un 71 %.

Se sabe que el 52% de los capitalinos viven en situación de pobreza y su principal carencia es la vivienda digna. Conocemos a decenas de familias que habitan los mal llamados por las autoridades de gobierno asentamientos irregulares en el sur de la ciudad, en alcaldías como Xochimilco, Tláhuac, Tlalpan, entre otras, que han migrado a estos lugares por no contar con los recursos para vivir en zonas urbanizadas, y pareciera que sufren el castigo de los gobernantes porque sienten un desafío el que ellos continúen viviendo aquí, pero no es así sino que no tienen a dónde ir, por eso, se les niegan cruelmente los servicios básicos.

Familias que tienen viviendo aquí más de tres décadas y en todo este tiempo, en pleno siglo 21, no cuentan con luz eléctrica, el agua solo la pueden obtener de pipas por la que tienen que pagan altos costos y tienen que estar racionalizándola todos los días, y así padecen un viacrucis, sinsabores y tristezas que la pobreza trae consigo.

En estas zonas viven en completo hacinamiento familias numerosas que carecen de las condiciones de salubridad necesaria, que ha provocado innumerables contagios de esta terrible enfermedad que ha llevado a la muerte a 21, 951 capitalinos y mantiene hospitalizados a 7,257 e intubados a 1,846.

A pesar de que la vivienda es un derecho protegido constitucionalmente, ahora solo forma parte de un mercado inaccesible, en una economía sustentada en el sector informal que de acuerdo con el Inegi representa el 56% de la ocupación laboral en México.

En la Ciudad de México, existe un déficit de 200,000 viviendas, contabilizadas por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), y en estados más pobres del país, como Chiapas, Guerrero y Oaxaca, representan más del 70% de su población en condiciones urgentes de mejoras.

Es urgente que el gobierno en turno se aplique a resolver esta problemática tan sentida por los mexicanos más pobres, o sea por más de cien millones, como lo es la vivienda, en vez de seguir perdiendo el tiempo haciendo campaña proselitista para continuar perpetuándose en el poder, y cuando bien les va a unos cuantos mexicanos no pueden nada más que aspirar a unos cuantos pesos de las transferencias monetarias que muy poco ayudan, pero eso sí, vendiendo su alma al diablo y comprometiendo su voto.

Nuestro país se está cayendo a pedazos, la economía va en declive; nunca se había visto esta situación tan grave producto de las malas decisiones del gobierno en turno dirigido por un resentido social, un personaje que no sabe cómo llevar las riendas del país y éste en consecuencia se le está desmoronando en las manos.

Los problemas sociales nos están ahogando, la falta de empleos y los pocos que había se han ido perdiendo con esta pandemia, la inseguridad desbordada e imparable, la falta de servicios básicos para millones de familias que ha traído como consecuencia hogares insalubres, la educación en las escuelas del país obsoleta, la corrupción en aumento cuando el estandarte de este gobierno en campaña fue acabar precisamente con ella.

Ante esto urge que todos los mexicanos abramos bien los ojos y nos demos cuenta que es posible y necesario salvar a nuestro país del abismo en el que ha sido arrojado, pero para eso se necesita de la unión y fortaleza de todos los mexicanos, de la inteligencia y de la constancia para sacar a los gobernantes ineficientes del poder y poner en su lugar a otros emanados del pueblo mismo que entiendan verdaderamente los problemas que aquejan al país y sepan cómo resolverlos. Ojalá.



Categorías:OPINIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: