Cae el gasto privado y se eleva el gasto público: INEGI

Rebeca Marín

Las medidas para enfrentar la pandemia de Covid-19 derrumbaron en 2020 la inversión y el consumo privados, con retrocesos no vistos en prácticamente tres lustros, mostraron datos oficiales publicados este viernes. En contraste, el consumo del gobierno mostró un avance, de 2.3 por ciento, después de la contracción de 1.3 por ciento en 2019.

De acuerdo con los resultados del informe Oferta y demanda global de bienes y servicios, en el último trimestre del año pasado todos los componentes que integran el reporte mostraron un menor deterioro en comparación con los periodos anteriores, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La inversión observó la mayor afectación a lo largo de 2020, pues llegó a su nivel más bajo en 14 años.

La formación bruta de capital fijo, es decir, la inversión que hacen las empresas en la adquisición de maquinaria, equipo de transporte y construcción descendió 18.2 por ciento respecto de 2019.

Sin embargo, la caída observada en los últimos tres meses fue menor en comparación con el desplome observado en el segundo trimestre del año, el cual fue de 33.7 por ciento, a raíz del confinamiento. Así entre octubre y diciembre descendió 12.7 por ciento.

El consumo privado, que se refiere a la compra o adquisición de bienes y servicios de los hogares mexicanos, disminuyó 10.4 por ciento frente al resultado de 2019, año en que creció 0.6 por ciento.

En el último trimestre de 2020 el consumo privado atenuó el descenso observado en los tres periodos anteriores, pues decreció 7.2 por ciento respecto del lapso comprendido de octubre a diciembre de 2019.

La exportación de bienes y servicios disminuyó 7.3 por ciento al cierre de 2020, esto a pesar de que en el último trimestre creció 3.7 por ciento respecto del mismo periodo de un año antes.

El resultado negativo se explicó por el desplome de 30.5 por ciento en el periodo comprendido entre abril y junio, mientras en el siguiente trimestre el retroceso fue sólo de 2.7 por ciento.

Así, durante 2020 la oferta y la demanda culminó en un retroceso de 10 por ciento respecto del año anterior, resultado que se originó por la pandemia de Covid-19.

Analistas de Monex destacaron la recuperación observada en el último trimestre, pero señalaron que los datos “reflejan una economía que atraviesa por fuertes transformaciones que afectarán la trayectoria del crecimiento futuro.

Resalta el desvanecimiento de la inversión como motor de crecimiento, pues incluso está cerca de ser desplazada por el gasto de gobierno al interior de la demanda.

Agregaron que la vocación exportadora de la economía, las variables relacionadas al tipo de cambio y al estado de la industria norteamericana serán fundamentales para determinar los resultados de 2021.

Por su parte, analistas de Invex dijeron que pese a la reapertura de la economía, la reactivación de la inversión resultaría complicada en un entorno de bajo nivel de gasto público y débiles esquemas de colaboración con el sector privado. Además, el riesgo de una menor inversión de empresas de energía se mantiene latente por los litigios contra la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: