La Barriada/Martín Aguilar/El pez por su boca muere

Como habíamos dicho antes en este espacio, que de los candidatos que actualmente están en campaña ya han navegado en la política casi toda su vida y otros como viles chapulines han brincado de partido en partido con tal de seguir viviendo del erario público y a expensas del pueblo y siempre han sido las mismas caras de siempre que no dejan que otros más jóvenes lleguen, continúan robando y saqueando al pueblo, por lo que la mayoría están en Morena.

Un ejemplo claro es la actual candidata para la alcaldía en Cuauhtémoc y esposa del llamado Señor de las Ligas, Dolores Padierna, quien en los últimos días ha recibido críticas, que, porque quiere ser de nuevo alcaldesa, ya que cuando fue delegada, además de que su gestión dejo mucho que desear, quiere seguir robando.

Y aunque se defendió de sus críticos, al rechazar que su presencia en territorio de la demarcación territorial, sea para nadar de a “muertito” para alcanzar el cargo de alcaldesa.

Dejó en claro que no está para timar a nadie, “a estas alturas de mi vida lo que quiero es entregar resultados óptimos. Tengo una carrera política que cuidar y lo voy hacer con toda la capacidad que me es posible”.

Ante la crítica vecinal de que cuando fue diputada federal, avaló la reforma a la ley de la industria eléctrica que se encuentra suspendida por la no haberse analizado antes su viabilidad legal, la candidata morenista, respondió que se está cambiando el régimen, que no es de mentiras y si de verdad.

Se comprometió ante los habitantes de la alcaldía de Cuauhtémoc ofrecer servicios de calidad, de primera y no de quinta.

Mientras algunos criticaron su gestión cuando fue delegada a principios de siglo, otros le dieron la bienvenida al señalar que con hechos va demostrar que será buena alcaldesa en la demarcación de mayor tránsito y actividad económica.

Recordaron que hoy en día, las principales demandas son; agua potable, seguridad y trabajar de la mano con los vecinos para detener el avance del Covid-19, por las aglomeraciones ciudadanas.

Aunque cuenta con mucha experiencia y es de las más conocidas, su pasado está lleno de claroscuros. Ganó la candidatura para la alcaldía Cuauhtémoc tras una gestión llena de críticas por parte de su correligionario Néstor Núñez y ahora tiene la misión de refrendar la victoria para Morena pese a los malos resultados que este entregó.

Pese a toda su trayectoria, aciertos y tropiezos, Dolores Padierna es redorada y ligada a un suceso en la que ella no es la protagonista, el escándalo del “Señor de las ligas”, René Bejarano, esposo de la hoy candidata.

Diputada local, diputada federal, senadora y jefa delegacional de la alcaldía Cuauhtémoc de 2000 a 2003. Antes de militar en Morena, fue fundadora y por muchos años parte del PRD.

Su último puesto político fue el de diputada federal, donde fungió como vicepresidente y entre sus principales propuestas estuvo priorizar a las mujeres, adultos mayores, niños, personas con discapacidad y grupos LGBTTTIQ+ a través de una política de bienestar para atacar la delincuencia en la demarcación.

Dolores Padierna es percibida como gente muy cercana al presidente Andrés Manuel López Obrador y a la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, de cara a las elecciones del 2024, por lo que no es muy seguro que gane, además de que no goza de toda la popularidad de sus habitantes como quisiera.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: