Britney pierde demanda de tutela contra su padre

Un tribunal de Los Ángeles rechazó la demanda de Britney Spears de poner fin a la custodia de sus asuntos personales y negocios otorgada a su padre desde 2008, se informó ayer.

Esta decisión se produce días después de que la cantante, de 39 años, hiciera un alegato contra esa ‘abusiva’ custodia, en una audiencia judicial virtual la semana pasada. ‘Sólo quiero que me devuelvan mi vida. Han pasado 13 años y ya es suficiente’, dijo entonces Britney Spears.

Lo cierto es que esta decisión no está relacionada directamente con el testimonio que Britney ofreció la semana pasada en los juzgados y en su lugar se deriva de la petición que ella realizó en noviembre para que la consultora financiera Bessemer Trust fuera designada como su nuevo tutor legal en exclusiva.

En aquella ocasión consiguió que se incluyera a la mencionada firma en la gestión de su patrimonio, pero ahora el juez ha considerado oportuno que Jamie siga controlando las finanzas y los bienes de su famosa hija en colaboración con dicha compañía.

Sus finanzas y asuntos personales han sido administrados en gran medida por Jamie Spears desde su crisis nerviosa pública hace más de una década, lo que llevó a miles de fanáticos a lanzar en los últimos años la campaña en línea #FreeBritney (Liberen a Britney).

La decisión del miércoles del tribunal de los Ángeles se produjo tras una demanda del abogado de la cantante de poner fin a la tutela de James Spears.

La decisión de ‘suspender a James P. Spears’ como tutor y otorgar el control exclusivo del patrimonio de la cantante a una entidad financiera, tal como pedía el abogado de Britney Spears, ‘ha sido rechazada’ dictaminó la jueza Brenda Penny, según una sentencia.

Documentos judiciales confidenciales publicados la semana pasada por el New York Times afirman que Spears le dijo a un investigador de la corte que la tutela se había ‘convertido en una herramienta opresiva y controladora contra ella’ desde 2016.

Según el informe citado por el diario, la artista le dijo al investigador que quería que la tutela terminara lo antes posible y que estaba ‘harta de que se aprovechen’ de ella.

La revelación de que la custodia le impedía retirarse su DIU -pese a que la cantante quiere tener el control de su medicación anticonceptiva- generó cólera en internet entre sus fanáticos y grupos de derechos reproductivos.

La controversia en torno al caso legal de Britney Spears cobró nuevo impulso tras el lanzamiento en febrero del documental ‘Framing Britney Spears’, que cuenta el proceso hacia su colapso emocional y el nombramiento de su padre como tutor.

Tras su divorcio de Kevin Federline en 2006 y la pérdida de la custodia de sus hijos al año siguiente, paparazzis la fotografiaron descalza en una gasolinera con la cabeza rapada.

Bajo la tutela de su padre, Britney Spears rápidamente volvió a actuar. Lanzó tres álbumes, apareció en varios programas de televisión e incluso aceptó una residencia en Las Vegas. Pero en enero de 2019 anunció abruptamente que suspendería sus actuaciones hasta nuevo aviso.

Lo cierto es que Britney Spears mantiene desde hace tiempo una difícil relación con su padre.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: