La Barriada/Martín Aguilar/No tiene la culpa el indio

A tres meses de que la alcaldesa electa en Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, las irregularidades en esa demarcación no terminan, pese a que sigue gobernado por Morena y tras la derrota de Dolores Padierna por ese partido en las pasadas elecciones y que Néstor Núñez ya no sale a la luz, pero sigue activo, por lo que Cuevas tendrá mucho trabajo todas anomalías que le heredará su antecesor.

Una de ellas es que en la Cuauhtémoc se pone en riesgo a sus trabajadores por la omisión de protocolos sanitarios, incluso con tal de no dejar sólo al Centro Cultural Ernesto Gómez Cruz, en enero se realizaron ensayos con personas contagiadas, y a causa de esto falleció Gustavo López, jefe del recinto cultural; declaró un trabajador de los recintos culturales de la Cuauhtémoc, que pidió mantener el anonimato ante las amenazas de despido que le han hecho a él y sus compañeros de trabajo.

Y es que Erandi Fajardo Robledo, directora general de los Derechos Culturales, Recreativos y Educativos de la alcaldía Cuauhtémoc, y el director de los Centros Culturales “Ernesto Gómez Cruz” y “María Rojo”, los toman como si fueran comodines pidiéndoles “apoyo” con actividades fuera de sus cargos e insistiendo que esté diario todo el personal sin respetar el color del semáforo epidemiológico, o mandándoles a otros espacios culturales cómo teatros, bibliotecas y museos, donde las condiciones sanitarias son las mismas.

Incluso desde el inicio de la nueva normalidad los mismos trabajadores han tenido que contribuir a la compra de gel antibacterial, jabones, escobas y demás insumos de limpieza para los recintos culturales, aun cuando varios centros culturales ofrecen el servicio de alquiler de sus espacios para ensayos. El trabajador agregó que los más afectados son el personal de base y de honorarios pues al no tener protección laboral ponen en riesgo su salud y la de sus familias.

El denunciante de estas injusticias también argumenta que la infraestructura de los centros culturales es un desastre aun cuando la empresa encargada de arreglar la infraestructura de teatros, bibliotecas y casas de cultura, dio 5 millones de pesos para la campaña del actual alcalde de la Cuauhtémoc, Néstor Núñez, quién al resultar ganador en 2018 le retribuiría el financiamiento a la empresa con 15 millones de pesos.

Siendo que desde antes de la contingencia sanitaria por COVID-19, la alcaldía Cuauhtémoc ya tenía un historial de pagos de más y compras a sobreprecio.

La alcaldía no solo en la pandemia compró a sobreprecio, desde antes incurrió en pagos de más y anomalías, así lo evidenció la Auditoría Superior de la Ciudad de México (ASCM).

El órgano superior de fiscalización detectó que en 2019, a través de la investigación ASCM-184-19-7-CUH, el Gobierno local de la demarcación territorial incurrió en diversas anomalías durante la rehabilitación del Mercado de Artesanías de San Juan, entre ellas, pagos injustificados.

Lo que significa que hizo pagos de más a las empresas encargadas sin que hayan sido necesarios los trabajos adjudicados o sin contar con la documentación que los compruebe.

La ASCM revisó los conceptos de trabajo adicionales a los previstos originalmente, es decir, los extraordinarios para verificar que hayan contado con la documentación establecida en la normatividad.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: