La Barriada/Martín Aguilar/Cuando se quiere, se puede

A cuatro días de que la líder de ambulantes del Centro Histórico, Alejandra Barrios Richard regresará a su casa en la Gustavo A. Madero a cumplir su prisión domiciliaria por su avanzada edad que es de 78 años y por los padecimientos que tiene.

Y es que la lideresa añeja, señaló que aún no vence sus miedos de que algo malo le pueda pasar y pese a que no se ha vacunado contra la Covid-19 y su corazón no anda del todo bien y agradeció que ya le suministran puntualmente las medicinas para controlar la fibrosis pulmonar, así como regular los triglicéridos y el colesterol.

Señaló que está triste por su hija Diana quien sigue recluida, pero reconoció que estos 23 días en Santa Martha fueron un regalo de Dios pues estuvo con ella día y noche; rezaron y leyeron la biblia. Ella escribe sus memorias y ha empezado a redactar un libro sobre la Maternidad Transexual, además teje bufandas.

Al referirse a la vigilancia en su casa comentó “tengo policías de la SSC cuidándome día y noche, muy respetuosos y profesionales, no recibo a mucha gente, no lo hago por la Covid-19 no estoy vacunada”.

De sus problemas legales aseguró que detrás del tinglado están Dolores Padierna y René Bejarano, “quienes insisten en culparme de su fracaso político lo cual no fue así pues la gente votó por tantas injusticias de los funcionarios de Morena, los abandonaron, no les resolvieron sus problemas entonces buscaron opciones por eso emitieron su sufragio contra ella”.

Ahora se sabe que quién dio la orden para que Barrios Richard cumpliera su prisión domiciliaria fue la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, que por su avanzada edad y por el temor que le pudiera suceder algo peor, ordenó que la dejarán ir a su casa y no tanto su defensa haya podido lograr para que fuera su casa, como lo aseveró su abogado, Abel Flores.

Aunque Javier Sánchez Becerra, esposo de la lideresa, insiste también en que René Bejarano y Dolores Padierna están detrás de la detención de la exdiputada local, pues ellos mismos lo confesaron alguna vez.

Y es que alrededor de toda la confusión y la desinformación que se ha manejado en torno a la lideresa, se debe a que el jefe de prensa, Alejandro Camacho, que ha ocultado información a la prensa, además de su despotismo y prepotencia con el que se dirige a la prensa.

Camacho que sin ser periodista, ha sido un vividor de la política, fue el achichincle del ex delegado de la Cuauhtémoc y ex candidato por el Partido Verde, Agustín Torres, siempre se ha dedicado a amedrentar y a amenazar a reporteros y periodistas que lo han denunciado públicamente por sus fechorías.

Durante la campaña de la ahora diputada electa; Silvia Sánchez Barrios, rechazó ser su jefe de campaña y prefirió irse con Torres para dirigir su campaña, que al final perdió y ahora sido nombrado por Alejandra Barrios para que sea su jefe de prensa de Silvia, cuando está asuma su cargo como diputada local el próximo primero de septiembre.

Aunque Camacho ha militado en algunos partidos como en el PRD, PRI y en el Verde y un rato en Morena, cuando Torres solo duró un mes en ese partido, siempre se va donde le paguen más, lo curioso es que antes Camacho y Javier Sánchez nunca se llevaron bien, incluso durante el tiempo que Camacho militó en el PRD, hablaba pestes de la lideresa, por lo que Javier lo mandó a golpear y ahora es su jefe de prensa y pronto de su hija Silvia, que ojalá no se concrete este caso por el bien de la familia Barrios.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: