Corrupción desbordante en Q. Roo y Cancún por pandemia y UBER

*Venezolano uno de los presuntos prestanombres de Carlos Joaquín, denuncian.

* Alcaldesa de Cancún lucra con 11 millones de pesos al mes por multas a transporte por aplicaciones, sostienen.

De Puño y Letra

Ariel Velázquez/Columna Política/

TULUM, Q. ROO.- A unos días de que tomen posesión los nuevos alcaldes en esta entidad, incluida la que logró reelegirse en Benito Juárez-Cancún, Hermelinda Lezama, la corrupción se desbordó en toda la entidad y lo más triste es que como en el caso del (des) gobernador Carlos Joaquín González utilizó la pandemia para a través de presuntos prestanombres lucrar sin medida.

Corrupción desmedida por pandemia y aplicaciones de ambos funcionarios.

Carlos Joaquín lejos de conmoverse por la crisis sanitaria, la utilizó para lucrar con ella a través de un presunto prestanombres extranjero y es que empresarios denunciaron a "El Venezolano" junto con su pareja después de que los defraudaron y se hicieron millonarios sin invertir un solo peso.

Eso mismo está sucediendo en Cancún, dónde por concepto de multas a los operados de la plataforma UBER, el municipio a través de la dirección de Tránsito obtiene 11 millones de pesos al mes, por lo que los afectados ya realizaron plantones y bloqueos exigiendo una auditoría para saber si esos fondos van a parar a las arcas del Ayuntamiento o a los bolsillos de la alcaldesa Lezama y sus cómplices en dicha dependencia.

PRUEBAS DOCUMENTALES

Conforme a documentos obtenidos por La Chispa Q. Roo, sale a la luz que por la confusión y la urgencia, generados por la pandemia, hay vivales que no pierden la oportunidad
de lucrar sin escrúpulos con la necesidad y uno de ellos de acuerdo a denuncias públicas es "El Venezolano" Jorge Luis Brizuela Guevara y su pareja Vanessa Lizeth Vargas Flores son dos ejemplos que en medio de la pandemia se volvieron millonarios al facturar vía Servicios Estatales de Salud de Quintana
Roo la suma de $253,601,364.86 pesos.

Sin licitaciones de por medio, Elvia Lucía Aguillón Moreno, Directora de Administrativa de la Secretaría de Salud (SESA), y Sergio Canul Cruz, subdirector de recursos material de la misma SESA, avalaron los contratos con los proveedores Vanessa Lizeth Vargas Flores y la empresa Constructora IIAFER, S.A. de C.V., con sede en Guadalajara, Jalisco, y presuntamente relacionada con el venezolano Jorge Luis Brizuela Guevara, quien grita a los cuatro vientos su presunta relación de amistad con el mandatario Carlos Joaquín.

Y todo indica que es así, pues sin tener un solo peso logró un millonario botín, sin embargo, no todo fue "miel sobre hojuelas", ya que incluso estuvo en riesgo de perder la vida, ya que para obtener dichos contratos tuvo que buscar socios capitalistas primero, quienes se sintieron defraudados por no obtener ni siquiera su inversión.

Denuncias en diversos medios la constante en esa entidad,

CONTRATOS MILLONARIOS

Conforme a la solicitud de información realizada por un particular, al proveedor Vanessa Lizeth Vargas Flores, quien es identificada por el Consejo para la Cultura y las Arte de Nuevo León como una actriz teatral, cobró facturas por $209,375,222.26 pesos.

En total fueron seis contratos firmados por Vargas Flores y Alejandra Aguirre Crespo, titular de SESA, quien por cierto despidió a decenas de médicos y enfermeras de esa dependencia argumentando que no había dinero y ahora hasta escatima las vacunas de Covid 19.

Estos son los contratos: SES-COVID-008-2020 para la adquisición de un semirremolque tipo caja conservadora de 53” ce largo con unidad de refrigeración para cadáveres por un
monto total de $2,538,080 pesos, fue firmado el 29 de abril de 2020; otro es el contrato SES-COVID-023-2020 para el servicio integral de 3 carpas para el Plan de Reconversión

para la Atención Hospitalaria de la Contingencia Covid-19 por un monto de $126,831,802.08 pesos, fechado el 12 de abril.

Otro más es el SES-COVID-025-2020, sobre adquisición de equipo de protección necesarios Monto: $17,059,656; uno más es el SES-COVID-031-2020 Adquisición de protección y suministro médico Monto: $3,271,428.45.

Asimismo está el SES-COVID-055-2020 Adquisición de semirremolque tipo caja conservadora de 53” de largo con unidad de refrigeración para cadáveres Monto: $2,538,080
SES-COVID-095-2020.

Además el de Servicio integral de carpas para la atención hospitalaria Monto: $58,137,459.49. CONTRATO CONSTRUCTORA IIAFER SA DE CV SES-COVID-086-2020
Instalación de un módulo de atención de pacientes con Covid-19 Monto: $44’226,142.60

DENUNCIAS DE "SOCIOS"

Los empresarios Jorge Marzuca, Omar Macías y Víctor Salas, denunciaron hace un año por amenazas de muerte y fraude a Jorge Brizuela Guevara conocido como “El Venezolano” y a su esposa Vanessa Lizeth Vargas Flores, a quienes recalcaron el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González benefició con contratos directos por más de 254 millones de pesos para la ejecución de carpas Covid en Chetumal y Cancún, de acuerdo al diario Quintana Roo hoy y redes sociales.

Consta en el expediente 270/2020 de la Fiscalía General del Estado (FGE) la denuncia por amenazas en contra de la citada pareja, que ante el cobijo del gobierno estatal, siguen cometiendo sus fechorías, se denunció.

Escandalosa corrupción estatal sin castigo.

Cansados de la falta de pago por parte de la pareja de venezolanos, los empresarios solicitaron de nuevo la intervención de la Secretaría de Salud del Estado (SESA), ya que a través de esta dependencia del gobierno, se realizaron los contratos para construir las carpas y equiparlas, pero en lugar de obtener una respuesta positiva, les han dado la espalda y se han vuelto cómplices del fraude cometido por Jorge Brizuela y Vanessa Vargas.

De acuerdo a los testimonios, los contratos sin licitación que le otorgaron a Brizuela Guevara y Vargas Flores, se realizó de forma presuntamente fraudulenta, ya que no estaban en el registro de proveedores del gobierno del estado y peor aún, no comprobaron solvencia económica para ejecutar las obras, sin embargo, Jorge Marzuca asegura que en un acto de buena fe, se unió al proyecto aportando el dinero en bien de la salud de los quintanarroenses.

Al proyecto también se unieron Omar Macías y Víctor Salas de la empresa Versatilidad Internacional, quienes aseguran haber sido envueltos por Jorge Brizuela para que aportaran el equipo, material de construcción y dinero, en tanto el gobierno realizaba los pagos al venezolano quien les prometió que les pagaría todo lo que habían aportado.
El empresario chetumaleño asegura que pese a que en un principio no hizo contrato con Jorge Brizuela y su esposa, decidió prestarles el dinero a través de una orden de mandato, pero al no tenerle confianza al venezolano, decidió pagarles directamente él a los proveedores, mientras que Omar Macías afirma que la garantía del retorno de los recursos era una cuestión personal, de palabra, pero que aún así existe constancia de sus aportaciones por medio de correos electrónicos.

Por su parte, Víctor Salas, recalcó una vez más que dichas carpas se instalaron sin recursos de Jorge Brizuela ni de su esposa, “sino con los míos y del ingeniero Omar Macías de la empresa Solución Aporta”.

Omar Macías quien se encargó de construir el hospital Covid de Chetumal, relata que fue a través de Víctor Salas que tuvo el primer acercamiento con Brizuela a quien conoció en un vuelo y que para entrar en el proyecto, “ellos me pidieron de entrada 400 mil pesos para contratar un avión privado, cantidad que me reembolsarían en dos días”.

“Yo jamás pago avión privado, pero les di el dinero con la promesa iniciaría la obra el 7 de junio de 2020 y fue la directora administrativa de SESA, Elvia Lucía Guillén, quien me da autoridad para iniciar la obra en Chetumal; al inicio recibí el primer pago por parte de Vanessa Vargas, sin embargo, ante falta de dinero por parte de ellos comencé a financiarla, incluso tuvimos un ahorro porque en un principio costaría 14 millones de pesos y logré optimizarla a 11.7 millones de pesos, pero cuando se fue ejecutando el proyecto, fue Jorge Marzuca el que empezó a pagarme por órdenes de Vanessa, luego ella y su esposo me pidieron que siguiera financiando, pero no querían firmar contrato y sólo firmaron los presupuestos”, detalló Macías.

Jorge Marzuca, refirió que el problema inició cuando quisieron cobrar de buena fe y de buena manera a Brizuela, “a sabiendas de que tanto la empresa Iiafer y Jorge Brizuela estaban recibiendo ingresos por parte de gobierno, pero que éste no se había repartido a los empresarios que participamos; de esto puse al tanto al gobernador”.

Y añadió: “Cuando esto sube de tono, empiezan amenazas en mi contra".

En algún momento -dijo- fui invitado a formar una empresa para que se haga el contrato con SESA, cosa a lo que no me presté y en cambio recibí muchas amenazas las cuales hacían vía llamadas telefónicas de número no identificados, decían que sacarían cosas de mi esposa, que publicarían grabaciones mías y esto es parte de la forma que se ha comportado el señor Jorge Brizuela, quien me dijo que no me tiene miedo, pero yo le digo que tampoco tengo miedo a sus amenazas o represalias que quiera hacer porque lo único que hice fue tenderle la mano y es un malagradecido, un sinvergüenza, al que le tendí la mano cuando tuvo un problema médico.

El proyecto estuvo lleno de irregularidades desde el inicio, luego de que ni Brizuela Guevara ni su cónyuge estaban en el registro de proveedores, reiteraron los afectados
.

Sobre los adeudos que tienen la pareja consentida del gobernador, asegura Marzuca que le deben un millón 670 mil pesos más intereses, así como un adeudo personal de 400 mil pesos que no le han cubierto; en el caso de Omar Macías, le deben cinco millones de pesos y a Víctor Salas de la empresa Versatilidad le deben 16 millones 600 mil pesos de la carpa Covid en Cancún y seis millones de la obra en Chetumal.

Pese a todos los antecedentes y la falta de pago, los empresarios aseguran que el gobierno no ha detenido los pagos a la empresa de Brizuela, “el dinero se lo están gastando y lo publican en redes sociales con viajes y lujos que se están dando porque el gobierno de Quintana Roo tiene mucha empatía con los Brizuela”.

Jorge Marzuca reiteró que hacía pública la denuncia de las amenazas que ha recibido él y su familia por parte de Brizuela y su esposa.

TULUM CORRUPCIÓN

En Tulum es un secreto a voces que el "empresario venezolano" Jorge Luis Brizuela Guevara, goza de la protección del gobernador actual Carlos Joaquín González para cometer todo tipo de tropelías y despojos. Incluso Brizuela Guevara hace poco más de un año amenazó con difundir pornovideos y en donde está involucrada la esposa del presidente municipal saliente de Tulum, Víctor Mas Tah.

Brizuela Guevara, ante el escándalo, ofreció una rueda de prensa para disculparse por la amenaza de filtrar dichos videoescándalos de la esposa del presidente municipal de Tulum, después de que se viralizaran audios y vídeos en los que él amenaza a la esposa del alcalde y a otras personas de destruirlos en redes sociales.

Este municipio de Tulum, otrora paraíso de la tranquilidad, con Mas Tah y sus "amigos" venezolanos se ha convertido en tierra de disputa de narcos y ocupa los primeros lugares en crímenes de alto impacto, sobre todo homicidios, extorsiones y despojos en relación a todo el país. La venta de droga y los recales de cocaína se han incrementado considerablemente. Apenas esta semana personal de la Guardia Nacional aseguró un costal con paquetes de droga.

En diciembre del año pasado incluso un comando quiso ejecutar al polémico Jorge Luis Brizuela Guevara.

Gracias al blindaje de su vehículo logró escapar, y conducir al Aeropuerto Internacional de Cancún en donde pidió el auxilio de la Guardia Nacional.
Los hechos ocurrieron el 3 de diciembre poco antes de las 5 de la madrugada, cuando Jorge Luis Brizuela Guevara llegó hasta la base de la Guardia Nacional en el aeropuerto de Cancún a bordo de su vehículo Jeep de color blanco, modelo 2017, con placas de circulación UVP926E del Estado de Quintana Roo, el cual a simple vista presentaba impactos de bala.

El hombre de nacionalidad venezolana, dijo a la Guardia Nacional que iba circulando en su automóvil y al ir a la altura de la delegación Alfredo V. Bonfil, se le emparejaron dos vehículos con varios sujetos a bordo, quienes comenzaron a dispararle en varias ocasiones para luego darse a la fuga.

SIN ANESTESIA.-

Como desde hace un año se denunció la dirección de Tránsito de Benito Juárez-Cancún, junto con inspectores del Instituto de Movilidad del Estado de Quintana Roo (Imoveqroo), mantienen el despliegue de operativos para inmovilizar las unidades de Uber que brinden servicio de transportación, ya que la empresa sigue siendo ilegal en el estado al requerir una concesión para poder operar.

Pero lo peor es que las multas no entran a las arcas municipales o si entran son mal utilizadas. Y es que pese al resolutivo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que ordenó al Tercer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito en la ciudad resolver el amparo mediante el cual la plataforma digital pide no ser considerada como un servicio público en el estado, y quedar exenta de tramitar una concesión como los transportistas concesionados que operan en la entidad, la verdad eso no les interesa a las autoridades.

Oídos sordos de las autoridades mientras crece la delincuencia.

Conforme a estas denuncias que difundieron medios locales entre ellos MACRONEWS por lo menos 11 millones de pesos mensuales son desviados de las arcas municipales por un grupo de servidores públicos de ese Ayuntamiento y el Imoverqroo, quienes también defraudan a la empresa Uber Technologies.

Conforme denunciaron, la Dirección de Tránsito municipal hace, por lo menos, tres detenciones de Úberes al día; cada una de ellas genera 120 mil pesos en multas, es decir, al día, 360 mil pesos; 10 millones 800 mil pesos al mes. Entre los indiciados están el capital Rubén Oyarvide, Jaime Lira y Carlos Mateis, así como la alcaldesa Lezama, revelaron.

Ellos generan una factura que envian a Uber para liberar el vehículo, pero que jamás dichos cobros ingresan a las arcas municipales. Incluso hasta a los operadores los obligan a corromperse con la amenaza de encarcelarlos y hasta desaparecerlos. Hasta la próxima en otra disertación más de PUÑO y LETRA.



Categorías:Nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: