Diputados de oposición quieren que se regrese a legislar presencialmente para evitar abusos

Martín Aguilar

La emisión de un reglamento para sesionar a distancia en la Cámara de Diputados ha generado abusos por parte de las y los legisladores federales, motivo por el que las bancadas de oposición ya exigieron que se regrese a la modalidad presencial.

Cada vez son más quienes registran su asistencia a distancia y hacen vida social en plenas sesiones del pleno, ya sea desde una fiesta, como lo hizo la legisladora del PVEM, Angélica Peña, o como el caso de Miguel Torruco quien legisla desde el Senado a donde acudió para ver al boxeador Saúl “Canelo” Álvarez.

El reglamento contempla un quórum máximo de 128 legisladores en el Salón de Sesiones, siempre y cuando no se trate de asuntos que requieran la aprobación por mayoría calificada, así como los nombramientos y ratificaciones de funcionarios que sean facultad exclusiva de la Cámara, en cuyos casos las sesiones se desahogará en sesiones presenciales. Pese a ellos, desde hace varias semanas en el pleno no van ni siquiera los 128, ejemplo de ello fue la sesión del miércoles 24 de noviembre, en la que se registró un quórum de 420 diputados, pero presencialmente solo había 47.

“Me parece un despropósito que los compañeros estén legislando desde fiestas o desde la comodidad de su cama cuando están cobrando como si acudieron de manera presencial, la pandemia ya está a la baja, el semáforo ya está en verde, ya abrieron las escuelas, el transporte público, bueno, hasta los bares, y en la Cámara siguen con las semipresenciales”, denunció el coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD)

En paralelo, las y los legisladores también han sido captados en eventos masivos, incluso sin cubrebocas, el diputado Antonio Garibay acudió al Gran Premio de la Ciudad de México, al que acudieron más de 371 mil aficionados a lo largo de los tres días de actividad; el priista Yerico Abramo Masso voló a la feria turística en Yucatán acompañado por al menos una decena de diputados de la Comisión de Turismo; mientras que la morenista, Anahí González, presumió fotos en la zona arqueológica de Ichkabal, Bacalar, al interior de su natal Quintana Roo.

De fondo, denunció el coordinador del PAN, Jorge Romero, Morena y sus aliados rechazan volver a las sesiones presenciales por miedo a perder su voto ponderado.

“Es algo ridículo que está usando el oficialismo para abusar del voto ponderado, para abusar de todas las comodidades que da no estar presente en la Cámara.

Es evidente que se están apoyando en lo que sucedió en todo el planeta para evitar regresar un esquema en el que las decisiones deberán basarse en la responsabilidad de 500 personas con su presencia aquí en la Cámara, por supuesto que lo usan como argucia, por eso estamos proponiendo formalmente el que ya se levante ese reglamento”, puntualizó.

El propio presidente de la Cámara, Sergio Gutiérrez ha reconocido abusos por parte de los diputados en la figura de las sesiones presenciales, y adelantó que en breve se analizará la posibilidad de volver a las sesiones presenciales.



Categorías:Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: