Tras tantas toxinas que se arrastran de la vía pública, científicos recomiendan quitarse los zapatos antes de entrar a casa

Alberto Moreno

Ciudad de México-. Un grupo de científicos químicos ambientales han pasado una década examinando el ambiente interior y los contaminantes a los que las personas están expuestas dentro de sus propios hogares, encontrado algo que debería ser una alerta, como decenas de restos tóxicos que arrastramos en los zapatos al salir de casa y luego regresar a ella.

Ellos indican que, «aunque nuestro estudio del ambiente interior, a través de nuestro programa DustSafe todavía no ha terminado, la ciencia ya tiene algunas respuestas sobre el dilema de si debemos andar o no descalzos en el hogar».

Lo mejor, definitivamente, es dejar la suciedad de los zapatos en la puerta.

¿Qué contaminantes llegan a tu casa a través de los zapatos?

Las personas pasan hasta el 90% de su tiempo en espacios interiores, por lo que el dilema de si usar o no zapatos en la casa no es trivial.

El enfoque de la política suele estar en el entorno exterior para el suelo, la calidad del aire y los riesgos ambientales para la salud pública. Sin embargo, existe un creciente interés regulatorio en la calidad del aire interior.

La materia que se acumula dentro de su hogar incluye no solo el polvo y la suciedad de las personas y las mascotas que mudan el pelo y la piel. Alrededor de un tercio proviene del exterior, ya sea soplado o pisoteado en las suelas de zapatos.

Algunos de los microorganismos presentes en los zapatos y los pisos son patógenos resistentes a los medicamentos, incluidos los agentes infecciosos (gérmenes) asociados a los hospitales que son difíciles de tratar.

Súmale a eso las toxinas cancerígenas de los residuos de las carreteras de asfalto y los productos químicos para el césped que alteran el sistema endocrino, y es posible que veas la suciedad de tus zapatos bajo una nueva luz.

Los zapatos pueden albergar una larga lista de patógenos

Nuestro trabajo ha involucrado la medición y evaluación de la exposición a una variedad de sustancias nocivas que se encuentran dentro de los hogares, que incluyen:

Genes resistentes a los antibióticos (genes que hacen que las bacterias sean resistentes a los antibióticos).

Productos químicos desinfectantes en el entorno doméstico.

Microplásticos.

Productos químicos perfluorados (también conocidos como PFAS o ‘químicos para siempre’, debido a su tendencia a permanecer en el cuerpo y no descomponerse) que se utilizan de forma ubicua en una multitud de productos industriales, domésticos y de envasado de alimentos.



Categorías:Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: