La Barriada/Martín Aguilar/AMLO, Morena y sus lacayos violan la constitución

De nueva cuenta, el Presidente Andrés Manuel López Obrador y Morena, incurren en una flagrante violación a la Constitución.

A diestra y siniestra se han dedicado a difundir carteles de los diputados de oposición a quienes les llaman “traidores”.

Esto porque en estricto derecho que les compete como legisladores, votaron en contra de la reforma eléctrica propuesta por el Ejecutivo.

Pero no solo violan el artículo 62 de la Carta Magna, sino el Código Penal Federal en su artículo 208.

“Los diputados y senadores son inviolables por las opiniones que manifiesten en el desempeño de sus cargos, y jamás podrán ser reconvenidos por ellas”, señala con claridad el artículo 62.

Esa es la violación en que incurren los legisladores de Morena y aliados, arengados desde Palacio Nacional por su inquilino.

Sin embargo, el citado artículo indica que “el Presidente de cada Cámara velará por el respeto al fuero (acotado) constitucional de los miembros de la misma y por la inviolabilidad del recinto donde se reúnan a sesionar”.

Sergio Gutiérrez Luna –también de Morena- presidente de la Mesa Directiva, ha incumplido el mandato constitucional al no hacer que se respete la investidura de los diputados vilipendiados por su partido y el Presidente.

En los hechos, los legisladores de Morena están faltando a la inviolabialidad parlamentaria.

Dicha figura se refiere a la prerrogativa personal de los senadores y diputados para expresarse en su actividad parlamentaria con plena libertad.

Lo anterior con el fin de que en sus intervenciones, escritos y votos, como legisladores, no estén sujetos a censura o posible persecución penal.

Esa garantía los protege de posibles delitos de honor (injuria, calumnia, difamación) que pudieran adjudicárseles por la expresión de sus ideas.

Es importante señalar que este privilegio sólo aplica para el legislador en su ámbito de acción parlamentaria pero no así para las actividades que realice en la esfera particular.

La finalidad de esa prerrogativa es asegurar la libertad de expresión en el ejercicio de las funciones parlamentarias, de control sobre el gobierno, en lo electoral y presupuestal.

También violan el artículo 208 del Código Penal Federal, en cual se refiere a la provocación de un delito y apología del mismo, que atenten contra el libre desarrollo de la persona, la dignidad humana e integridad física:

“Artículo 208.- Al que provoque públicamente a cometer un delito, o haga la apología de éste o de algún vicio, se le aplicarán de diez a ciento ochenta jornadas de trabajo en favor de la comunidad, si el delito no se ejecutare; en caso contrario se aplicará al provocador la sanción que le corresponda por su participación en el delito cometido”.

Así son claras la Constitución y el Código Penal Federal, pero está visto que en este gobierno solo son para violarse.



Categorías:Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: