El costo por cada diputado al mes cuesta 200 mil pesos

Martín Aguilar

En sueldos, prerrogativas, bonos, viáticos y más, la Cámara de Diputados desembolsa poco más de 100 millones de pesos al mes para mantener en operación a sus 500 legisladores federales; a esto se le suman los recursos que debe devengar para el pago de nóminas de asesores que cuentan con supersueldos cercanos a los 100 mil pesos y equipos de trabajo que asisten a los legisladores en sus jornadas de trabajo diarias.

En el cierre del periodo ordinario que culminó este 28 de abril de 2022, todos los diputados reportaron al menos una inasistencia a las sesiones de la Cámara baja –desde el inicio de los trabajos de esta Legislatura que comenzaron en septiembre de 2021–, pese a ello, a la mayoría no se le descontó el día, ni se tomaron otro tipo de sanciones por parte de la Mesa Directiva, aun cuando se presentaron diferentes posicionamientos para que no se les pagara por las faltas.

Bajo el argumento de “actividades de trabajo”, diputados federales mantuvieron su dieta mensual que asciende a más de 75 mil 500 pesos brutos, también obtuvieron cada mes —sin intermitencias— los 45 mil 768 pesos por Asistencia Legislativa y los 28 mil 772 pesos para el módulo de Atención Ciudadana. Además de esto cuentan con prestaciones superiores a la ley, por ejemplo, aguinaldo de 40 días y cobertura de gastos funerarios para familiares directos. Por si fuera poco, cuentan con una prima quincenal, la cual se incrementa conforme avancen los trabajos de la Legislatura.

Ni con todas estas bondades económicas, los diputados de la Cámara baja lograron mejorar el rendimiento promedio de Legislaturas pasadas, pues presentan un rezago en varias iniciativas, puntos de acuerdo, proyectos y reformas que se quedaron en la congeladora.

Por ejemplo, la Cámara de Diputados registra un rezago de 92% en los planteamientos que se presentaron durante las sesiones; en los puntos de acuerdo la situación es peor: se aprobaron 83 de los mil 257 que se abordaron en las discusiones.

Entre los principales pendientes que ha dejado el Palacio Legislativo se encuentra la discusión y, en su caso aprobación, de la regularización del cannabis, la creación del Sistema Nacional de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos y la reforma electoral que envió el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador. Pese a esto, los legisladores no han cancelado ningún puente vacacional. De septiembre del año pasado a abril de 2022, se han efectuado cinco fines de semana largos.

El primero fue en septiembre por las fiestas patrias de 2021; el segundo en noviembre por el Día de Muertos; el tercero en ese mismo mes por el aniversario de la Revolución y el cuarto el 5 de febrero por la promulgación de la Constitución. El último que tomaron fue el de Semana Santa, en abril pasado.



Categorías:Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: