La Barriada/Martín Aguilar/PAN al PAN y al vino, vino

En el Partido Acción Nacional no quieren dejar nada al azar para las elecciones de 2024 en la Ciudad de México, y si bien todo mundo apuesta por el alcalde Santiago Taboada para buscar suceder a Claudia Sheinbaum, no es la única opción.

Aunque cada que puede afirma que la administración pública no es precisamente lo suyo y que se siente más cómodo en el ámbito legislativo, nadie puede dar por muerto al jefe de los suspiritos azules en la capital, JorgeRomero Herrera.

Si los panistas se deciden por un hombre para candidato en la ciudad, indudablemente que el aspirante saldrá de entre el alcalde en Benito Juárez y el líder de su fracción en San Lázaro, quienes al final se medirían para ver quién de los dos está mejor posicionado.

Esto no quiere decir que estén enfrentados ni mucho menos —al menos no ahora—, sino que están articulando lo que probablemente será la alianzaVa por la Ciudad, con miras al relevo dentro de dos años. Cierto que también le han dicho a Mauricio Tabe, alcalde en Miguel Hidalgo, que se ponga a correr para ver si pinta, pero nadie se traga ese cuento y está claro que la definición estará entre Taboada y Herrera. Y dependiendo de las negociaciones por las candidaturas al Estado de México y a la Presidencia de la República, en una de ésas pudieran ceder el lugar al alcalde de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava, cosa que se ve poco probable, pues el PAN siente que es su momento en la CDMX.

Independientemente de las dudas que Rubalcava les pudiera generar por su cercanía de los últimos tiempos con el morenismo, de la mano del diputado local Fernando

Mercado, quien lo acercó a Claudia Sheinbaum para fumar la pipa de la paz.

Pero si las circunstancias de la negociación llevaran al PAN a inclinarse por una mujer, hay tres en la lista: la alcaldesa en Álvaro Obregón, Lía Limón; y las senadoras Kenia López Rabadán y Xóchitl Gálvez.

En ese escenario quizá la que tendría más posibilidades sería Lía, pues lleva genes priistas, pasado panista y políticas sociales afines al PRD, lo cual le ayudaría a ser aceptada por los simpatizantes de la alianza de partidos.

La opción de López Rabadán, aunque sería la más panista de todas, tiene el inconveniente de que no se ha probado al frente de un gobierno, además de que no tiene arraigo entre los capitalinos, pues su trabajo ha sido más en el legislativo federal. El caso de Xóchitl se ve aún más remoto, y dicen que los azulitos se animaron a lanzarla solamente que vieran la situación muy a contracorriente frente a Morena, y lo que necesitaran fuera jalar votos para el Congreso y las alcaldías.

Sólo así entrarían las mujeres del PAN, que no están del todo descartadas.



Categorías:Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: