La Barriada/Martín Aguilar/La impopular corcholata

A estas alturas del partido, nadie duda que, hacia adentro y hacia afuera de Morena, la corcholata favorita para suceder en 2024 al inquilino de Palacio Nacional es el canciller Marcelo Ebrard.

Hasta ahora no hay encuesta en la que no salga arriba de todos los demás, incluyendo su principal contendiente, Claudia Sheinbaum, quien, en lugar de crecer, ha decrecido y no se ve cómo pueda repuntar en la elección interna.

Morena decidió que la elección de sus candidatos se hará a través de encuestas elaboradas por el propio partido, lo cual, por supuesto, genera desconfianza en los aspirantes.

Y es que los procesos internos realizados por el partido oficial han dejado más dudas que certezas, y la verdad ya nadie confía en ellos. Por lo regular, los resultados son cuchareados por órdenes superiores.

Las más recientes encuestas muestran al canciller en franco ascenso, mientras que la jefa de Gobierno va en picada. Adán Augusto López, el secretario de Gobernación, va subiendo, pero lentamente.

Aunque las encuestas coinciden, la que difundió ayer México Elige de plano pone en riesgo a Ebrard. Y no porque hubiera salido mal evaluado, sino, al contrario, salió mucho mejor que el propio Andrés Manuel López Obrador, y eso quién sabe si se lo perdonen en Palacio Nacional.

Si en lo que va del sexenio el Presidente había mantenido las calificaciones más altas, cómo es que ahora su canciller sea el hombre más popular de la 4T, según la citada encuesta.

En la política, los egos están bastante arraigados y nadie quiere compartir la cúspide; estar por encima del jefe, lejos de ayudar, se convierte en un gran problema.

Y en eso justamente se está convirtiendo Marcelo para el movimiento, pues si desde ahora sale mejor calificado que el propio líder, cómo podrían derrotarlo los demás en una encuesta interna sin despertar suspicacias.

El estar arriba de todos sus competidores tendría que ser muy bueno para Ebrard, pero el que esté mejor calificado que el Presidente es un verdadero problema.

Porque está muy claro que Sheinbaum ya no creció y que Adán Augusto está muy lejos de la cima, lo cual dificultaría cualquier maniobra interna de la 4T en contra del canciller.

Y, para colmo, la encuesta de México Elige se da a conocer justamente el día que López Obrador visita la Casa Blanca, donde el canciller se mueve como pez en el agua.

Seguro al tabasqueño no le agradará que uno de sus empleados salga mejor calificado que él, por lo que habrá que esperar repercusiones del ejercicio difundido ampliamente ayer y que causó revuelo en la 4T.

En una de ésas, Ebrard pudiera ser castigado… por hacer bien la chamba.



Categorías:Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: