Defiende desempeño de Encinas en el caso de Ayotzinapa

Martín Aguilar

Al salir al paso a las revelaciones del New York Times sobre el caso Ayotzinapa (“porque el caso es importante porque hay espionaje”), el presidente Andrés Manuel López Obrador defendió el desempeño de Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la secretaría de Gobernación: “Le tenemos toda la confianza a este señor, no es que lo van a desgastar o a debilitar. Él nos representa. No está solo. Puede venir otro reportaje del Wall Street, Financial Times o Washington Post”.

Sin embargo, reconoció que desde el interior de la Fiscalía especializada se pretendió reventar la investigación para detener el deslinde de responsabilidades. Aseveró que sin tomar en cuenta el informe se le agregaron responsables, pensando que con ello ya no íbamos a tomar la decisión porque si en vez de seis militares, eran 20, pues ya no íbamos a ordenar actuar, pero vemos que si existen pruebas de estas personas, que se actúe”.

—¿El ex fiscal Gómez Trejo trató de dinamitar la investigación?

—No, otros hay muchos, es un régimen que no termina de morir; estamos en un proceso de transición, tan es así que han asesinado a muchos testigos o personas vinculadas con este caso. No queremos eso.

Acusó de que detrás de este tipo de publicaciones hay personas del viejo régimen, López Obrador cuestionó la ética del diario neoyorquino: “¡Imagínense! El New York Times metido en esto apoyando a torturadores, apoyando y protegiendo a quienes toleraron crímenes de estado, ¿qué periodismo ese eso?, ¿dónde está la justicia? No, es un periodismo de poder, no es un periodismo para la justicia, Por eso, ningún respeto, pueden ser que otros los exalten y los consideren la biblia pero para nosotros no”.

En su defensa de Encinas, el Presidente descartó que el diario revele las fuentes de las grabaciones realizadas, “hasta donde llegan los intereses que graban en Israel Allá fueron haya sido como haya sido. Zerón o autoridades de Israel o agencias sería bueno, por ética que diera a conocer su fuente, no lo van a hacer”.

A pregunta expresa sobre los posicionamientos de los padres desde que se reveló el informe, López Obrador descartó ruptura, “se han portado muy bien nada más que ellos sufren mucho, han padecido mucho y quisieran que se avanzara y no se desviara la investigación pero consideró que tenemos la confianza de los padres. Es un asunto de convecciones, nosotros tenemos principios”.

Destacó que desde que se conoció el informe, donde se fincan responsabilidades a funcionarios y militares, se exacerbaron las cosas porque no imaginaron hasta donde llegaría la investigación, se pensó que habría impunidad. “Se los puede plantear de otra manera. Si hubiera ganado Meade o Anaya, le hubiesen dado carpetazo al asunto ni estaríamos donde estamos pero nosotros tenemos un compromiso con los padres y la justicia”.

López Obrador dijo que se ha recibido apoyo del gobierno de Estados Unidos pues personalmente le solicitó a la vicepresidenta Kamala Harris que nos ayudara con unos expedientes, una investigación de detenidos en Chicago donde hablan del tema de Ayotzinapa y nos mandaron toda la información y se está utilizando para esclarecimiento del caso.

Aseveró que sin tomar en cuenta el informe se le agregaron responsables, pensando que con ello ya no íbamos a tomar la decisión porque si en vez de seis militares, eran 20, pues ya no íbamos a ordenar actuar, pero vamos a que si existen pruebas de estas personas, que se actúe”.

Presente en Palacio Nacional, Encinas dio a conocer su postura frente a la publicación revelando que la reunión con el responsable de la investigación del caso Ayotzinapa, Tomás Zerón, durante el sexenio pasado en Israel se realizó a instancias de los abogados del ex funcionario. Indicó que había un acuerdo con los padres de los normalistas desaparecidos en el sentido “de que si no avanzaba la extradición, hubiera comunicación para un convenio para aportar información y acceder al criterio de oportunidad. Se iniciaron contactos con abogados, se le ofreció abiertamente garantías de que el criterio de oportunidad se cumpliría de manera puntual. No lo aceptó no se ha allanado a asumir este compromiso. Ha sido muy difícil comprender un proceso de investigación tan complejo”.

Al asumir que es la tarea más compleja que ha enfrentado en la función pública, Encinas se cuestionó: “primero enfrentamos inercias, resistencias del viejo régimen para vencer los obstáculos para abrir la investigación, aparecieron filtraciones videos y documentos, se filtró el informe no testado con ánimo de entorpecer los trabajos y alertar a responsables. Se dio una campaña de descalificaciones de informe, de las personas, hubo amedrentamiento, solicitudes de amparos y amago de abogados de denuncias penales. Ahora espionaje. Ahora ¿que sigue?. Sea lo que sea que sigue aquí nosotros no vamos a dar marcha atrás”.

Cuestionó incluso que ahora se le vincule con la Liga 23 de septiembre cuando estudiaba en la Facultad de Economía de la UNAM.

Encinas reprochó el sentido del reportaje del diario estadunidense que considera que él mismo descalificó su propio informe “lo cual sería una falta de respeto a mi equipo de trabajo, soy el principal sorprendido de que yo descalifique mi trabajo”. Señaló que se continúa en el armado del rompecabezas, dijo que no se han detenido las búsquedas con los padres de familia.

Señaló que de los 154 eventos fundamentales que se encuentran en el informe en 99 casos hay cruce de información entre diversas fuentes que dotan de mayor fortaleza a esos datos, sólo en 55 casos no hay confirmación entre dos fuentes hasta ahora.

Sobre posible desconfianza con los padres de los normalistas, dijo que hay una relación con el mayor de los respetos y reconocimiento. Por supuesto seguiremos trabajando con ellos reconociendo su legítima demanda. Su principal preocupación es donde están sus hijos, quieren pruebas y evidencias científicas. La búsquedas siguen, no hemos suspendido ninguna de las búsquedas.. No vamos a parar, soy optimista.

—¿No les ha incomodado a los padres esta información?

Se busca restar credibilidad al proceso, generar dudas desconfianza, lo que mas daño hace es afectar la moral y el dolor de los padres.

—¿Se obligó a la renuncia del fiscal especial?

—No, el señor fiscal presento su renuncia, ya investigación en la Fiscalía General de la República sobre la filtración del informe no testado.

López Obrador aseveró que si “se cumplen todos los procedimientos legales”, se podrían reactivar las 21 órdenes de aprehensión que en días pasados fueron canceladas contra ex funcionarios y militares presuntamente implicados en los crímenes contra los normalistas de Ayotzinapa.

Desde su perspectiva, el retiro de esas órdenes de captura –la mayoría contra elementos de las fuerzas armadas– se dio porque “se quería dinamitar” la indagatoria.

Interrogado sobre la reunión que tuvo el lunes con los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de manera forzada tras el ataque del 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, el mandatario confirmó lo que abogados de las víctimas señalaron a La Jornada tras ese encuentro: la posibilidad de reactivar esas órdenes de aprehensión.

En la mañanera de ayer reconoció incluso la posibilidad de que haya más órdenes de captura y no sólo contra los personajes que aparecen en el informe de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia para el caso Ayotzinapa (Covaj) –como él mismo había insistido en días pasados. “¿Incluidos militares?”, se le preguntó. “Incluidos militares”, respondió.

“Sí, siempre y cuando se cumplan todos los procedimientos legales. Se actuó a partir del informe de la comisión, los (nombres) que aparecen ahí (como presuntos responsables) son los que fueron procesados o a los que se pidió a jueces que autorizaran órdenes de aprehensión, a ese grupo.”

El jefe del Ejecutivo dio una interpretación de por qué se retiraron las 21 órdenes de aprehensión, lo que llevó a la renuncia del anterior fiscal del caso, Omar Gómez Trejo, quien contaba con la anuencia de las familias.

“Por razones todavía no muy claras, se dio a conocer que no eran 20 o 25 los que estaban ahí (en el informe), sino que 80. Mi interpretación, porque yo siempre digo lo que pienso, es que cuando se dio la instrucción de que se judicializara, de acuerdo con el informe (de la Covaj), y había personas que contaban con protección, aunque posiblemente no querían que se les juzgara o se les iniciaran procesos, pues entonces quisieron dinamitar la decisión judicial, pensando que si metían a más ya no se iba a actuar sobre los que estaban como responsables en el informe”.

Desde su perspectiva, la Fiscalía General de la República “actuó bien”, pues las acciones se ejecutaron contra quienes aparecieron en el reporte de la Covaj, “sin que esto significara exonerar a otros y a quienes puedan resultar hacia adelante responsables”.



Categorías:Nacional

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: